Irina ha vuelto en forma de deseo, en forma de labios perfectos

Irina ha vuelto. En el fondo, nunca se fue de forma explícita. Se negaba a agitar su brazo como despedida: sabía que volvería una y otra vez, como vuelven todos los meses de mayo a las hojas de los calendarios. Irina se ha rebelado contra el frío y las gotas espesas de lluvia que –ahora […]

¿Acaso soy yo? Breves reflexiones sobre la traición en tiempos de coronavirus

Me pregunto si he podido ser yo. Asintomático y alegre, en las poquísimas ocasiones que he salido del confinamiento a la farmacia o al supermercado o a donar sangre porque me lo pidieron. Protegiéndome de los demás, con el miedo en el cuerpo, resulta que todo ha podido suceder al revés de como pensaba. Me […]

Sólo valgo para quererte

Querida Irina: Buscaba hoy una fotografía que no reflejase tus secretos más íntimos, que también son los más cercanos para el internauta ávido de deseo. Todas las imágenes devuelven el reflejo de la mujer que aparentas, perfecta en todas las perfecciones. Todos los reflejos devuelven las imágenes de un espejo que, contemplado, sólo resarce los […]

Taquicardia pseudo-agnóstica para una resaca de San Valentín

El 14 de febrero me ha servido en la entrada anterior para hacer una reflexión personal y derrotista. Hay muchas razones para ello, además de las evidentes, pero una ha sido -también- la de llevar la contraria, sentimiento negativo y «muy mío». En el día de hoy, pasados ya los fulgores románticos (y mercantiles), me […]

La vida

El orden de los factores no altera el Producto: Wilkinson. Bimbo. Cola Cao. Helios. Pascual. Cadena Ser. HBO. Fontvella. Alfaguara. Cátedra. Sony. Aiwa. Verbatim. El País. Zaapa. iTunes. iPhone. Apple y, sin embargo, Windows. Osram. Adolfo Domínguez. Massimo Dutti. La Sexta. Sfera. Flickr. El Galgo. Ikea. RAE. La Bella Easo. Google. Frudesa. Anagrama. Nintendo. Dro. Correos. Gmail. MRW. […]

202-203 La Fiesta del Chipirón (II)

«Garbanzo negro, cada vez que leo tus entradas serias me hago una pregunta: ¿escribes el blog para llenar un vacío o llenas el blog con la plenitud de la vida? ¿El blog te la vida, o se la prestas?» Eso me dice Chipirón negro, la muy descarada. Pues no sé por qué se escribe un […]

Vuelve Chipirón: mujeres, fuego y objetos peligrosos

Después de una entrada silente y su jornada de silencio correspondiente (uno cumple lo que promete), Verba volant renace de sus propias cenizas. Y lo hace a lo grande, con Chipirón negro como protagonista, como en las grandes ocasiones. Lo repito siempre y no lo iba a hacer ya, pero el cariño que tengo por […]

La bilirrubina, el cariño, el amor, la desesperanza

Para los que crean que estas entradas son un mero juego literario, les diré que, en efecto, lo son. Entre otras cosas, porque los juegos literarios no son sino los juegos de la vida y, por lo tanto, la vida misma. Y para muestra, un botón. La bilirrubina es una canción que me rondó en […]

El psoas y la búsqueda del camino del deseo

Los músculos no deberían de erigirse en símbolo de fuerza, sino en trasunto de la cohesión. Asocian nuestra fea carcasa con el estimable propósito de impregnarla del ímpetu justo para afrontar la vida. Se estiran y contraen según la circunstancia y la necesidad, y recorren también toda nuestra espina dorsal exactamente del mismo modo que […]

El deseo y la seducción. Músculos, órganos, glándulas

Hoy voy a serenar mi alma enlazando mi propósito de hablar de lo interno y de lo externo con el deseo, que parece haber explotado en la primavera de la Red. Y hablaré de «las partes» de nuestro deseo. Los marranos y adláteres, pueden saltarse la entrada, porque no voy a hablar de evidentes zonas […]