— Verba Volant

Han sido días horribles

20140126-191622.jpg

Han sido días horribles, sobre todo para ellos (de ahora en adelante,”ellos” son mis alumnos de Comunicación Audiovisual). Han sido sometidos a un método distinto y extrañísimo, con prácticas deliberadamente abiertas y un examen larguísimo. Más que un examen, era un reto.

Han tenido que pelearse contra sus ideas y contra sus miedos, contra sus inseguridades y contra sus certezas. En más de una ocasión, han dudado de mí y, seguramente, me han tomado por el profesor chiflado, que agita sin ton ni son unas fórmulas que se escapaban a cualquier tipo de control.

Sin embargo, han acabado lanzándose a la piscina. Algunos todavía no sabían nadar. Otros han tenido que bracear por aguas infestadas de tiburones, o de medusas, o de monstruos desconocidos.

Lo han hecho con la osadía del inconsciente y con la prudencia del sabio. Con demasiada luz o alargando sus palmas hacia las tinieblas. En el camino, han dejado un buen puñado de trabajos excelentes, dignos de ser difundidos y conocidos. Porque una asignatura no debería serlo si no es digna de ensanchar los horizontes para que las porciones formen parte de distintos todos. Tienen grandes ideas y estaban esperando, sin querer, a que alguien o algo les diese la oportunidad de sacar a la luz aquello que no sabían y que sobrepasa con creces lo que venimos a llamar vocación.

Yo también he sufrido, pero eso ahora no importa nada. Gracias, chicos, gracias chicas. Hemos acabado algo que no es más que vuestro comienzo.

(Imagen de César Vallejo.)

 

0 comments
Tu comentario

*