— Verba Volant

Cuando veas fantasmas

Ghosts go first

Cuando alguien te diga que siente la presencia fantasmas o apariciones, tienes que tomarle muy en serio.

Indudablemente, siente la presencia de esos fantasmas o esas apariciones (lo que es muy distinto a afirmar que existen). La revista Current Biology (6 de noviembre de 2014) ha publicado un artículo de Olaf Blanke y otros colaboradores titulado «Neurological and Robot-Controlled Induction of an Apparition»

¿Alguna vez has sentido una «presencia» de algo extraño a tu alrededor que no puedes ver? Ya eres uno más en la larga lista de personas a las que les ha pasado lo mismo y que han dejado su reflejo en la mitología, en la cultura popular, en las ciencias ocultas o en las ficciones. Creo que no te consolará que te diga que esta sensación procede de lesiones en tres regiones del cerebro que provocan que tu cuerpo reciba mal las señales que tiene en sí mismo y que no tienen ningún estímulo exterior. Esa experiencia del yo y el otro, en el fondo, no es sino una alucinación. Ni más ni menos.

Puestos a juguetear, estos científicos han diseñado un robot sensomotor que puede inducir este estado en individuos sanos. Con lo que el consuelo que te queda si percibes esas apariciones es todavía más difícil. No sabrás si los produce tu propio cuerpo o unos cabroncetes con ganas de liarte.

Eso sí: en el fondo, te liarás o te liarán contigo mismo, con nada más y con nada menos.

Y ahora, mientras escrito estas líneas, siento un extraño aliento sobre mi nuca…

(He llegado al abstract del artículo de Olaf Blanke gracias a una noticia de ABC. La imagen es de Thomas Hawk.)

 

0 comments
Tu comentario

*