— Verba Volant

En su punto

Punto

El teorema del punto gordo tendría que erigirse en el punto central de las enseñanzas de todas las materias imaginables, el punto de partida de todos los cursos de formación permanente, la enseñanza nuclear en los talleres habidos y por haber, el eje sobre el que gira nuestro conocimiento del universo.

Dice así:

«La probabilidad de que dos rectas paralelas se crucen en un punto del espacio depende del grosor de éste».

«Un matemático formuló una nueva teoría que decía: ‘Dos rectas paralelas solo se cortan en el infinito’, pero esa mentira es una subnormalidad fruto de la envidia».

«Por un punto gordo pasa más de una paralela a una recta dada».

«Desde un punto gordo, pueden trazarse cuantas perpendiculares se quieran a una recta dada».

Lo bueno que tiene el teorema del punto gordo es que lo mismo se aplica a cualquier problema geométrico que cualquier cosa que se nos tuerza en la línea recta de nuestra vida. No obstante, advierto que hay más soluciones. Si el teorema del punto gordo no nos funciona, siempre podremos recurrir al teorema de la recta astuta.

(Imagen de Yosi-)

4 comments
  1. KOKYCID says: noviembre 17, 20081:38 am

    Si lo llega a enunciar un "Cuales de Cienteto", hubiera dado que hablar en alguna que otra catedra. De hecho, razón no le falta, no.

  2. Bipolar says: noviembre 17, 20083:20 am

    juas juas, fue al enlace y había contenido… en fin, cuánta gente aburrida hay en el mundo.

    El punto gordo y la recta astuta deberían tomar all bran para desayunar, luego se conocen, se gustan estilizados y tienen puntirectos o rectipuntos, y desbaratan toda las teorías de este campo y otros…

  3. Mercedes Pallar&eacu says: noviembre 17, 200811:42 am

    ¡Me he reido con la recta astuta! Muy bueno. Ahora, la foto genial con el punto gordo al borde del precipicio… Besotes, M.

  4. mafi says: noviembre 17, 20089:24 pm

    Puff! esto de los puntos gordos… a qué me recuerda???…

    siempre aparece alguno cuando me voy a comprar ropa, en las fotos, en el espejo… qué se le va hacer…

Tu comentario

*