— Verba Volant

Mi profesora de Ciencias enseña mucho

No lo puedo evitar, me ha hecho gracia la noticia que ha aparecido hoy en El Mundo: ¡La profesora de Ciencias sale en una película porno!

Vayamos primero con los hechos: la profesora Tera Myers, profesora de Ciencias en un instituto de Misuri desde 2007, ha sido apartada de la actividad académica para dedicarse a tareas administrativas al descubrirse un lejano pasado como actriz de películas pornográficas. No es la primera vez que la señora Myers, de 38 años, es apartada de la docencia al descubrirse su secreto, ya que en 2006 su contrato como docente en un instituto de Kentucky como docente no fue renovado al descubrirse su pasado.

Vayamos ahora con las cosas sustanciosas. La primera, que aparece en el periódico mencionado en el apartado de dedicado a la educación. La segunda, alguna de sus declaraciones, que han sido resaltadas en negrita: «Cuánto disfruto enseñando» (la frase textual era: «Soy una chica que ha cogido caminos equivocados a lo largo de su vida, pero cualquiera que haya presenciado mis clases sabrá cuánto disfruto enseñando y cuánto me motivan mis estudiantes. Eso es lo que debería de primar, no mi pasado»). Por otro lado, no deja de ser la graciosa la situación de que la otrora llamada Rikki Andersan, famosa por su papel en la película Culo inquieto, explique unos agitados adolescentes cuestiones relacionadas con la reproducción de plantas y animales.

Pero lo más cachondo de todo es cómo fue descubierto el pastel en los centros docentes en los que enseñó: en el de Kentucky, la mujer rellenó el dato de su participación como actriz de cine para adultos en su historial laboral, pero dicho historial no fue comprobado: cayó al abismo por los magníficos conocimientos cinematográficos de algunos de sus compañeros y padres de alumnos (todos, claro está, varones), amantes de algunas variantes genéricas del séptimo arte. En el caso de Misuri, el especialista fue un alumno del instituto: lejos de conformarse con sus aficiones deportivas (béisbol o baloncesto, imaginamos), salir con sus amigos y flirtear con la chica rubia de la taquilla de al lado o dedicarse en cuerpo y alma al ensayo obligatorio para el martes sobre El Señor de las Moscas, el muchachote que invitará a su novia de toda la vida al baile de graduación decidió especializarse en el cine X de los años 90, al agotar su conocimiento sobre el cine pornográfico más actual (las malas lenguas decían que últimamente estaba cansado; muy, muy cansado).

Tod ello delata tantos recovecos e intríngulis sobre el ser humano que es iluminador para la Humanidad en general y para la historia de los hombres en general. En fin, la burla lleva también a la reflexión de si alguien es deudor de su pasado después de veinte años. Pero hoy preferimos ese ángulo obtuso, por marrano.

(Imagen de Necro-Loup.)

 

 

5 comments
  1. Jack Mirror says: marzo 10, 20117:41 pm

    Que la delate un alumno adolescente lo puedo entender. Pero que lo haga un padre o un profesor y a ellos no se les sancione… No sé, ¿el porno se puede ver, pero no se puede hacer? En fin, pobre chica.

  2. cosa de mujeres says: marzo 10, 201110:09 pm

    Aún hoy, en muchos países de Europa está mal visto andar por ahí aireando asuntos de casa, trapos sucios

  3. “Fuera rosarios de nuestros ovarios says: marzo 10, 201110:42 pm

    Discurría el desfile entre cánticos y consignas. Leí las pancartas: la plataforma de mujeres, la biblioteca de mujeres, la agrupación de trabajadoras del sexo, revuelta feminista, la CGT… Las mujeres del PCE iban precedidas por un hombre con una gran bandera de la hoz y el martillo

  4. David says: marzo 11, 20116:23 pm

    Jajaja, esto es totalmente subrrealista… Seriamente quizás es un poco injusto para la mujer… ¿y el chico? ahora todo el mundo sabe en que gasta el tiempo… XD

  5. Magdalena says: marzo 13, 20113:02 pm

    Esta es la demostración de que seguimos viviendo en un mundo retrógrado, en el que lo más importante son las apariencias.

    En este caso, esto se agrava porque:
    a) Pasó hace muchísimo tiempo
    b) La gente que la ha descubierto, ha sido porque veía porno.

    Efectivamente, parece ser que está bien ver porno, pero no hacerlo. Y está bien ir de putas/os, pero no serlo.

    Viva la hipocresía y la «decencia» ¬¬

Tu comentario

*