— Verba Volant

Gangas. Saldos

rebajas

No es oro todo lo que reluce, ni nada reluce en vano. A medida que el calor invade nuestros poros hasta bloquearlos con el sudor pedajoso del verano, nuestros bolsillos piensan en ahorrar gastando. A la hora en la que el sol empieza a quebrarse entre las aristas, nos enfrentamos a nuestros reflejos en los escaparates buscando la oportunidad de ser diferentes cambiando por fuera. Miramos los precios y comparamos. Si os fijáis bien, a veces las oportunidades salen demasiado caras.

4 comments
  1. KOKYCID says: julio 2, 20097:45 pm

    Veridico: el año pasado, en una de las zapaterias de la plaza mayor mi mujer se compró unos zapatos por 90 eur, días después estaban "rebajados" a 120 eur

  2. Merche Pallar&eacute says: julio 2, 200910:06 pm

    No me fío de las rebajas, hay mucho truco. De todas formas no soy muy compradora. Me aburre ir de compras. Cuando veo algo que me gusta y si está dentro de mi presupuesto pues voy y lo compro.

    Gracias Raúl por tu comentario en mi blog siempre es una agradable sorpresa recibirlos. Besotes, M.

  3. Bipolar says: julio 4, 20099:09 pm

    las oportunidades a veces no salen nunca, por más que sigamos a la típica persona que encuentra unos chollos….

  4. pablo miguel sim&oac says: julio 4, 200911:48 pm

    En ocasiones la vida también está de rebajas. El diablo compra almas a precio de saldo.

Tu comentario

*