Uno de esos días

Sansecont

Hoy es uno de esos días que no lo son, que son fronteras, uno de esos días en los que la confianza en ti mismo se viste de corto y sin mangas, ansiando que la vitamina D te golpee con fuerza y casi por última vez en una piel bien suministrada de sol para el resto del año. Uno de esos días en los que respiras hondo para inhalar bocanadas de aire todavía tibio, uno de esos días en lo que transpiras y destilas gotas de sudor todavía no encerradas y golpeadas hacia dentro. Hoy todavía confiarás en tu suerte, en la decidida calidez de tu rostro, en la seguridad del pie descubierto a medias, porque es uno de esos días que no lo son, que son fronteras. Uno de esos días que son límites entre el infinito y el cero, pero cercanos a eso tan terrorífico que es la indeterminación. En la plenitud del día, tu sonrisa todavía devolverá un haz de rayos limpios, luego empapados en nubes. Hoy es uno de esos días en los que todo se empieza a acabar, sin saber si el amanecer trajo algo ya empezado. Hoy es uno de esos días en los que nadie conocerá el mañana. Y un día caerán sobre nuestras cabezas gotas de lluvia. Y entonces, un día no muy lejano al día de mañana, el viento frío nos torcerá el rostro y el alma. Hoy es uno de estos últimos días en los que todavía hay esperanza. Hoy es uno de esos días,Y no va a ser cosa de desaprovecharlo.

7 comentarios en “Uno de esos días

  1. Raúl Autor

    Mafaldia y Fran. Todos los días son especiales, son únicos. Se van para no volver y, a nada que nos descuidemos, se nos perderán en el debe del calendario. Hay que cuidarlos con mimo, aunque duelan.

    Kikocid. Gracias: lo intento, yo lo intento, aunque las palabras se me tuercan más de lo que a mí me gustaría.

    Silvia. La esperanza también se pierde… pero tenemos la ventaja de poder acudir a la oficina de ilusiones perdidas.

    Merche. Paciencia no nos falta, el humor va a ratos, pero, como el calor, siempre va hacia arriba.

    Bipolar. Me encanta la canción de Serrat, pero tiene un pequeño defecto: es siempre optimista. Y lo triste es de bonito…

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.