Verba BLOGANT

Hablar sobre la muerte de los blogs empieza a sonar como eso de la «muerte de la novela» o la «muerte del teatro», que, a base de morir, gozan de una salud siempre cambiante pero siempre vigente. Se hace eco del asunto 233grados al hilo de unas reflexiones de Paul Butin. Este autor es uno de los augures de la muerte del blog y del auge de nuevas aplicaciones «más sociales» (Facebook, Twitter, Flickr). No lo veo yo tan claro. Si lo que buscamos de verdad es el esnobismo de estar à la page, el blog está tan consolidado como para parecer viejo. Y creo que un blog no está tan reñido con otras aplicaciones sociales como para ser incompatibles. Yo soy un usuario convencido de las bondades de Flickr, estoy tanteando las posibilidades de Facebook y he de reconocer que todavía no le veo gran utilidad (para mis necesidades) ni  a Twitter ni a Plurk. En lo que se refiere a estos últimos, si definimos como red social el enterarnos de que un tipo de California va a dormir, otro en Singapur va a comer, o que el de más allá (Nueva Zelanda) se tira un cuesco, es algo que no me interesa ni de ellos ni del vecino (me interesan otras cosas, como una recomendación de un enlace, una canción, una sugerencia).  Puede que no sea culpa mía y sea yo el que no sea «social». El fallecimiento de nuestro compañero Manzacosas ha demostrado que un blog es una red social, una alianza de inquietudes y a veces de sentimientos. ¿Están muertos los blogs? Sí, aquellos que están muertos. Otros están llenos de vigor y de buenas ideas. Enrique Dans ha contestado a Boutin mucho mejor de lo que yo pueda hacerlo ahora, así que ahorraré palabras. Lo que sí haré es recomendar vivamente la lectura de un extraordinario ensayo de Andrew Sullivan que descubrí gracias a Pisani y que está traducido en Penúltimos días. Es largo pero esclarecedor. ¿Por qué blogueamos en Verba volant? Porque nos da la gana. ¿Por qué me leéis? Por la misma razón. ¿Os interesaría más saber que hoy he cenado unas uvitas y un yogur (natural, con dos cucharadas de azúcar, estaba más ricooooo…)? Pues no contéis conmigo. Para mí estar a la última no es un fin: es un medio.

(La imagen corresponde al post de 233grados citado más arriba)

6 comentarios en “Verba BLOGANT

  1. Bipolar

    Lo que está vivo, atrae y transmite, no es una aplicación, por mucho que se empeñen, sino la persona que maneja la tramoya.

    Lo del cuesco, la pajilla y la cera de las orejas entra dentro de los derechos fundamentales recogidos en La Constitución, sobre los que no hay obligación de hablar

    Responder
  2. Sr.K

    A mí algunas teorías "conspiranoicas" no me parecen tan paranoicas:-P

    Aparte de lo que menciona Pedro sobre el control de información y opinión, creo que hay un claro interés por controlar datos personales y en consecuencia controlar la publicidad. Todos estos lugares sociales se basan en la publicidad expresamente fabricada según nuestro perfil. Perfil creado por los datos personales que "generosamente" les cedemos y que cada compañía utiliza para ofrecer a sus anunciantes el mejor posicionamiento posible con una efectividad nunca vista.

    En un blog, la publicidad no es tan efectiva y además el propio bloguero puede gestionar su propia publicidad, por lo cual, la tarta está más repartida=menor margen de beneficio para las compañías.

    El blog lejos de desaparecer, lo que está es en periodo de madurez. Aunque los mensajes digan que ya no hay que leer ni crear blogs, yo creo cada momento tiene su lugar. Un blog es el lugar de los momentos en los que queremos ser generosos y compartir. Una red social tipo facebook, tuenti, plukr o twitter es el espacio para los momentos íntimos y privados, aunque sea tan paradójico por lo que he comentado de la publicidad. Tampoco olvidemos que la línea entre los momentos es muy fina y muchas veces el lugar en el que nos "manifestamos" es uno u otro simplemente porque pasábamos por allí.

    Tengo que leerme a fondo el texto de "¿Por qué blogueo?" y comprender mejor como hacer jazz 🙂

    Responder
  3. ConoceBurgos

    No se si tu habras utilizado alguna vez este foro de Burgos donde podias incluir de todo. Comentarios ,abrir uno nuevo, mandar fotos etc. Desapareció y con el, todo lo acumulado durante un par de años . Me da que el Ucraniano-Aniano participaba en el, dada su insistencia en mantener en pie la CHIMENEA .

    Responder
  4. pedro ojeda escudero

    Totalmente de acuerdo contigo. Es más, ¿no se estará favoreciendo estos nuevos formatos para evitar la comunicación de ideas en Internet que tienen los blogs?

    Eso sí, deberíamos usar esas micro-comunicaciones para dar envidia cuando nos sentemos a medio día, ante nuestra olla podrida en Arlanzón.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.