Sans fil

Sin Internet. Sin ADSL. Sin conexión con el mundo y sus elementos. Sin poder encomendarme a Dios ni al diablo. Sin partir ni compartir. Sin elementos de juicio. Sin prejuicios. Sin las teclas del sentido, sin advenimientos del sonido. Sin figuras. Sin figuraciones. Desconectado, desenchufado. Sin acordes de bites. Así. Sin el todo.

Pero… Con iPhone en mano. Compensando.

2 comentarios en “Sans fil

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.