— Verba Volant

¿Y si no vuelvo?

3201634497_ce6c3d2b8a

 

ELLA. ¿Pero tú te puedes creer que se puede estar desaparecido tanto tiempo, sin dar señales de vida?

ÉL. Sí, se puede. De hecho, es un hecho científicamente comprobado. Se puede.

ELLA. No es broma, o sea que no empieces con tus tonterías. Te vas de viaje al quinto pino, no se sabe cuándo vuelves, no llamas… Y llego a casa y te encuentro sentado en el salón, tan pancho.

ÉL. Pues… sí.

ELLA. Encima, la última cosa que supe de ti es que te habías perdido. Imagina tú la preocupación. Hasta llamé a la embajada, para ver si te había pasado algo. Luego leí una entrada chorra en ese blog de mierda en el que vuelcas todas tus neuras.

ÉL. Sí, me perdí. Y fue emocionante. Iba callejeando por el zoco, que si izquierda, que si derecha, que si mira esto qué bonito, que si mira tú qué foto… hasta que perdí toda referencia y me quedé en medio de la nada.

ELLA. Con el sentido de la orientación que tú tienes…

ÉL. Es que no tenía mi brújula a mano.

ELLA. Eres tonto hasta decir basta, te lo juro. No puedo más.

ÉL. Bueno, que te sigo contando. Me perdí, sí. Y, de repente, pensé… ¿y si me pierdo definitivamente? ¿Y si no vuelvo?

ELLA. Ya estamos, con tus venadas de adolescente a los cuarenta y tantos.

ÉL. No, de verdad, lo pensé. ¿Qué es lo que hay que hacer para perderse? No encontrarse. Y yo no me encuentro nunca. En ningún sitio.

(Imagen de FergieFam007.)

 

1 comment
  1. Aldabra says: enero 24, 201311:27 am

    ¡como disfruto con estos diálogos!

    biquiños,

Tu comentario

*