— Verba Volant

Como si no existiera madrugada

chispas

¿Has visto alguna vez ojos que arden por culpa de las lágrimas? ¿Conoces a personas que vayan haciendo nudos en la cuerda de su vida a base de recuerdos? Hoy, quiero aferrarme a mi ingenuidad y mi ignorancia. Quiero tener lo suficiente como para ser feliz, aunque ignoro las proporciones y los ingredientes.

¿Has visto alguna vez el mundo con los ojos cerrados?  ¿Has notado esos pensamientos que te aplastaban la cabeza? Quiero subir por encima de mí mismo y contemplar algo que esté más arriba, sin permitir que se agote la luz de tu mirada. Las gotas de lluvia insistirán en apagar las madrugadas, pero la luz que desprendes subsiste en miles de chispas que iluminan todos los lugares sombríos. Quiero ser más fuerte que las convenciones, más resistente que las costumbres, mucho más perenne que lo usos sociales.

No se puede competir siempre con el hielo. Vivir es duro, pero no se puede convertir la existencia en eterno combate. Somos la encarnación de los granos de arena que surgieron del combate con las olas. Somos el resultado desconocido de la timidez y el desconocimiento. Es cierto, llegamos al mundo solos y lo dejaremos en soledad. Mientras tanto, dejemos el sendero umbrío. Y que todos los destellos de nuestra vida sean un momento de fiesta. Aunque el mundo parezca haber llegado hasta su final, bailemos esta noche como si no existiera la madrugada.

(Imagen de JesusDQ.)

 

 

1 comment
  1. Magdalena says: febrero 14, 20144:32 pm

    Me encanta esta entrada. Y aunque es de un par de días antes, me gusta mucho para San Valentín…

Tu comentario

*