— Verba Volant

The Wire os desea buenas noches, desde los estafadores a las mujerzuelas

The Wire, s05E07

Es una noche difícil. Kima está dormida en un sillón, después de haber intentado armar los muebles para la habitación de su hijo, que es la primera noche que se queda con ella a dormir después de mucho tiempo de distancia y desafección. El niño se levanta porque no se puede dormir y despierta a Kima. Kima coge al niño en brazos y le acerca a la ventana. Ambos se quedan mirando la desolada calle de Baltimore. Y empieza el diálogo.

–Vamos a dar las buenas noches a todos. Buenas noches, luna. Dilo.

–Buenas noches, luna.

–Muy bien. Buenas noches, estrellas.

–Buenas noches, estrellas.

–Buenas noches, policías.

–Buenas noches, policías.

–Buenas noches, drogadictos.

–Buenas noches, drogadictos.

–Buenas noches, mulas.

–Buenas noches, mulas.

–Buenas noches, mujerzuelas.

–Buenas noches, mujerzuelas.

–Buenas noches, estafadores.

–Buenas noches, estafadores.

–Buenas noches a todos.

–Buenas noches a todos.

–Buenas noches a todos. A todos y cada uno de vosotros.

Y así acaba el séptimo capítulo de la quinta temporada de The Wire, dirigido de forma magistral por Dominic West. Una gran parábola sobre el destino. Sobre las relaciones humanas. Sobre esa difícil franja que delimita el bien y del mal. Sobre la soledad.

0 comments
Tu comentario

*