— Verba Volant

Me gusta ver tu cielo

Gárgola contemplando París

Llevo muchos años contemplándote, entre la indiferencia y la pereza. Todo ha cambiado por aquí desde hace unos siglos. Obras y edificios, nombres y apellidos, horizontes más nítidos y oscuros entre la confusión del cemento y el asfalto. Yo estoy aquí, al recaudo de la piedra, en la meta de las escaleras empinadas, en la lucha del viajero por contemplar el cielo frente a frente y la ciudad a sus pies. Unos prefieren la alta torre, la frialdad del hierro y el ascensor; otros el centro de la estrella para erigirse en su propio triunfo; los más modernos, se alzan en el cuadrado imposible. Yo espero paciente a que todos mueran. Entonces, la ciudad será toda mía. Y el cielo no tendrá espejos en los que mirarse.

3 comments
  1. pedro ojeda escudero says: enero 13, 200811:52 pm

    Porque no hay nada como la paciencia…

  2. Mr. Q says: enero 14, 20081:19 am

    Estirga es su nombre y, a diferencia de lo que muchos piensan, a penas lleva siglo y medio acompañando a una de las grandes maravillas del medievo. Su autor fue el arquitecto Viollet-Le-Duc.

    Pequeño apunte curioso.

    Un saludo.

  3. Raúl says: enero 15, 200812:24 am

    Muchas gracias, Mr. Q. No conocía su nombre ni su "modernidad". Bienvenido.

Tu comentario

*

A %d blogueros les gusta esto: