— Verba Volant

Contrastes

Contrastes

Como decía mi padre, todos somos como las cebras: tenemos rayas blancas y negras. No se puede condensar en menos palabras la realidad de nuestro interior. A menudo nos gusta sentirnos caballitos blancos y ver a los demás como díscolos jamelgos negros. Nuestra propia esencia es el contraste, con no pocos resquicios grandes y oscuros y una maravillosa veta de gravilla blanca. Así que habrá que empezar a asumirlo, para que no nos pase como al Dr. Jeckyll.

1 comment
  1. pedro ojeda escudero says: enero 30, 200810:44 pm

    yo ya no sé ni cuál era la materia primera sobre la que surgió mi primer contraste

Tu comentario

*

A %d blogueros les gusta esto: