Arpegio de soledad

San Sebastián Zurriola

 

Después de pasar un fin de semana mágicamente normal, la tarde de domingo fue rascando los minutos de forma acelerada e implacable. Y el viajero, ante la vida, se encontró con un arpegio de ausencias y soledades. Se dispuso a gritar hacia arriba, intentando indagar, una a una, las razones, pero se quedó con las ganas. No sabe qué es mejor, si encontrar las respuestas o descubrir el vahído de la nada.

 

5 comentarios en “Arpegio de soledad

  1. Ana Santos

    5 líneas brutales.

    también últimamemente me encuentro así, envuelta en una de esas soledades "malas", y eso que no tengo un momento en que no esté acompañada, pero igual me asfixio.

    Responder
  2. Raúl Autor

    Sí, Pedro: esta ha sido una tarde de domingo y soledades.

    Manzacosas: hay soledades buenas y malas. La mía era de estas últimas.

    Beth, gracias. Lo intentaremos.

    Responder
  3. beth

    Hacia ya que no visitaba lo que a veces me hace sonreir y entretenerme, asi que hoy me decantado por ver que habia por aqui.

    No se si sera la época en la que nos encontramos, pero parece que todos estamos un poco de aquella manera. Asi que como dice el refran a mal tiempo buena cara… MUCHO ANIMO y ya se sabe que hay que estar lo mejor posible o por lo menos intentarlo. Un saludo

    Responder
  4. manzacosas

    Hola. Y yo coincido en fomentar la soledad oara huir de las multitudes. Sí que habéis coincidido, sí. Un saludo

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.