Hablar contigo mismo

Manza

«Hablar contigo mismo, discutir contigo mismo, escribirte a ti mismo… me gustará ver cómo desarrollas todo esto. Un saludo». Manzacosas aparecía en Verba volant por última vez un 14 de octubre y ayer me enteré de que ha muerto. Como les ocurría a algunos de mis compañeros de la Burgosfera, no lo conocía personalmente. Un 27 de enero comentaba por primera vez en mi blog. Curiosamente, mi madre acababa de morir y yo pedía a todos los visitantes del blog que dejasen un recuerdo de su madre, en un intento de que la muerte no cercenase los recuerdos. Su aportación fue ésta «El recuerdo de mi madre sigue conmigo desde hace 13 años. Tenía 93 cuando murió, y te pasará lo mismo, que seguirás recordándola siempre. Pero es bonito, es muy bonito este tipo de recuerdos. Un saludo». Es muy bonito este tipo de recuerdos, Manza. Me gusta ese proceso de intercambio que hemos tenido gracias a ti, a tus entradas y a tus comentarios. Entraste en mi vida un día doloroso de muerte, aportaste un granito de arena para aliviar mi dolor y sales hoy de tus entradas para ingresar en el gran Blog, en la entrada suprema que es la muerte. Hoy Google Reader me decía que «MANZACOSAS no tiene elementos no leídos», pero tenemos soluciones, Manza, podemos leer todos los elementos, podemos releer todos los comentarios y rellenar ilusionados esas aportaciones que ya no estarán. Como dice Pedro, que la tierra te sea leve, compañero. Te dejo presente en este blog como cuando llegaste -con el recuerdo-, te dejo presente como lo dejaste, hablando conmigo mismo y pensando en ti para desarrollarlo. Todos nosotros, por nuestra parte, pensaremos que nunca ha habido una causa más bella, nunca una mejor defendida que tu reivindicación repetida. Facultad de Medicina.

6 comentarios en “Hablar contigo mismo

  1. Merche Pallar&eacute

    Por cierto, Raúl, como tu muy bien has hecho al poner Facultad de Medicina al final de tu texto, sugeriría que todos los bloggers de Burgos al final de vuestros posts hicierais lo mismo. Sería un gran homenaje a nuestro querido Manza. Besotes, M.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.