— Verba Volant

Cualquiera

Educ Coper

En el interesante artículo en el que se nos cuenta que los científico han «puesto cara» a Copérnico se da alguna que otra cosa por demasiado sentada. Por ejemplo, el principio: «Cualquier chaval sabe quién es Nicolás Copérnico». Yo, sientiéndolo mucho, niego la mayor. Entremos en las escuelas y hagamos una de esas encuestas que están en boga y hagamos la preguntita mágica. Oye, chaval, ¿quién era Copérnico? Y, al margen de las honrosas excepciones que siempre existen, la respuesta puede hacernos temblar. O llorar. La cultura científica -que parece ser una necesaria redundancia- ha obligado a nuestros próceres a instaurar una asignatura en primero de bachillerato que se llama «Ciencias para el mundo contemporáneo» (¿por qué no hay una asignatura que se titule «Letras para el mundo contemporáneo», o «Religión para el mundo contemporáneo?, o «GINASIA para el mundo contemporáneo»? «Latín para el mundo contemporáneo» molaría). Por algo será. Ahora, resulta que a nuestros gobernantes y legisladores les interesa el abandono escolar. Tanto como para que otro titular de hoy rece que «El abandono escolar lastra la economía española«. Un déficit educativo lastra a cualquier país a la larga, y parece que nadie ha puesto cara al problema. La solución no parece que pase porque se logre que se aprenda más y mejor, sino porque se apruebe más. Eso es muy fácil de conseguir. Si me dejan, yo arreglo el problema en un periquete: tengo encima de la mesa casi cien exámenes. Me basta con relajarme, sonreír y liarme a poner cincos.

Y encima, somos tan cínicos como para establecer el paralelismo entre educación-economía ahora, precisamente ahora, cuando aquélla nos importa un pepino y la otra nos está rascando los cojones. Oportunismo, le llaman. Los estudiantes universitarios están ahora en huelga y movilizaciones por lo de Bolonia, y están en su legítimo derecho. Pero unos estudiantes de secundaria se adherían a las movilizaciones y decían -lo juro- que protestaban por «lo de Polonia». Seamos justos. En la educación hace falta una «revolución copernicana». Para poner cara a Copérnico… y a todos nuestros problemas. Siempre podemos comenzar otra nueva guerra de historia contemporánea con Hitler invadiendo Bolonia.

5 comments
  1. Mercedes Pallar&eacu says: noviembre 21, 20089:20 pm

    La educación actual de nuestros jóvenes es MUY preocupante porque, al fin y al cabo, son el futuro de nuestros países. Esto me deprime, la verdad. Por ejemplo estas sentadas que se han hecho sobre "lo de Bolonia", vale, que será importante pero ¿por qué nuestra juventud no sale a la calle reivindicando la paz mundial, contra la corrupción que nos corroe, sobre los sueldos basura (que ellos terminarán recibiendo por muchos "masters" que tengan) sobre la justicia tan mal repartida, en fin, por TANTAS cosas que hoy en dia deberíamos OIR las voces del futuro? Están amuermados. Una desgracia. Besotes, M.

  2. Alberto Gamarra says: noviembre 21, 200810:59 pm

    Como ya remarque en un artículo publicado en mi blog, la gran mayoría de los jóvenes ni siquiera sabían los motivos de la huelga; simplemente era una día sin que soportar las aburridas clases escolares. 😉

    Respecto a la asignatura de Ciencias para en Mundo Contemporáneo pienso que la intentado introducir en el temario con bastante torpeza; incluso la tienen que dar los alumnos de Ciencias!!! Abogo y apoyo la molona propuesta de "Latín para el Mundo Contemporáneo". Por los menos el nivel de las notas en Lengua mejoraría.

    Saludos

    PD Habría que hacer una plataforma en Facebook para presionar por la introducción de LMC en las aulas.

  3. El Detective de la T says: noviembre 22, 20085:28 pm

    ¿Copérnico?

    Sin duda, El perro de Emmet Brown cuando McFly le conoce en el Pasado.

    Hace tiempo me propuse hacer una colección de fotografías de pintadas reivindicativas. Hay auténticas Maravillas, como "Re-evoluciona tú mente" o "Putas Obrsa". Esa gente son los que no Estudian porque se niegan a a que les manipulen, como leí en otra pintada.

  4. mafaldia says: noviembre 22, 20086:15 pm

    Pienso que el problema está un escalón antes… educación para la ciudadania, ciencias del mundo contemporáneo… y luego los hijos dan clases a los padres… empecemos la casa por el cimiento, que en el fondo la culpa la tienen los constructores por poner las casas tan caras y hacer que trabajemos a destajo para pagar la hipoteca.. 🙁

  5. Bipolar says: noviembre 23, 20085:52 am

    No es justo este momento, el de la crisis a bombo y platillo, cuando se han desencadenado los siete males, el problema de las carencias viene de atrás.

    Lo de Bolonia, se conoce hace tiempo, por lo que manifestarse una vez adoptados los acuerdos gubernamentales… es difícil de disolver.

    ¿Y el fracaso escolar les escandaliza? ¿Qué no les quieren frustrar más si repiten?

    A los que se frusta son a los estudiantes que estudian y se esfuerzan y ven como el resto, pasa por el morro, acaba la carrera sin pegar ni chapa (que el nivel es bajo) y luego se colocan mejor (en la empresa papal) que el que se ha esforzado toda su vida.

    El sistema de antes ofrecía más garantías: un 5 es un 5 y un 10 un 10 (no un 0 es un 5) Y creo que aprendíamos a escrivir korektamente.

    Habrá que plantearse seriamente que el que no quiera estudiar, a picar piedra (con todos mis respetos)… el problema es la protección al vago.

    Latín no porfaplis…

    Una entrada muy interesante…

Tu comentario

*

A %d blogueros les gusta esto: