— Verba Volant

Una manera de no escribir

Kyouei

Hoy me contradigo a mí mismo, porque no tengo nada que decir, ni imaginación para decirlo, ni técnica para decirlo bien. Hoy es un día soso para mi cabeza, para mi realidad, para mis manos, para mi imaginación. A medida que ha ido pasando el día, me he encontrado tonto, asqueado y vacío. Hoy no iba a escribir una entrada. Incluso he pensado en mandar el blog hacia el Mediterráneo vía desagüe, de alcantarilla en alcantarilla. Precisamente por eso, habéis de perdonarme esta entrada, blanca en sus contenidos, negra en pensamientos. Es una manera de pensar en la de mañana. Es una manera de no abandonar. Es una forma -como otra cualquiera- de no bajar cabeza y manos y dejar que el mundo todo sea una gran colleja.

(Imagen de Kyouei, vía Pasa la vida)

5 comments
  1. KOKYCID says: noviembre 23, 200811:39 pm

    Sin imaginacíón ni ideas no hubieras escrito nada, osea que como las meigas…

    La técnica adictiva como la de Muarakami.

  2. J.R. Justo says: noviembre 24, 200812:31 pm

    Una buenísima forma de pasar la vida es sentarse a verla pasar

    http://es.youtube.com/watch?v=hkbcQOK13R4

  3. Mafaldia says: noviembre 24, 20083:31 pm

    cómo te entiendo amigo…

  4. Mercedes Pallar&eacu says: noviembre 24, 20089:55 pm

    Yo tambien a veces no tengo nada que decir y… no digo nada. Besotes, M.

  5. Bipolar says: noviembre 25, 20081:51 am

    Sin embargo para no ser nada manifiesta mucho, un estado de ánimo, una rendición que no lo es, una lucha ante el estoque…

Tu comentario

*

A %d blogueros les gusta esto: