Me parto

Me parto...

Me enteré ayer y todavía me parto, cuando El País titulaba: «El Guardian enseña a gesticular como un español». La verdad es que, visitando el periódico inglés, las cosas son menos tronchantes y un poco más dignas de consideración. El diario  dedica un apartado de su web a cursos de idiomas para viajes que, vistos en su conjunto, son menos risibles y más que útiles, supongo.

Pero no he podido evitar «partirme» cuando me he parado a comtemplar la gesticulación española según el Guardian. Vaya por delante que soy un obsesivo estudioso de la comunicación no verbal y que Fernando Poyatos es para mí el sumo pontífice de esta (inter)disciplina y que no me tomo, en general, los asuntos kinésicos a broma. Pero me ha hecho mucha gracia la selección de esos gestos y su significado: «Está lleno de gente», «Estoy a dos velas», «Qué huevón/a», «Cara dura», «Me parto de risa», «Estás loco», «Hasta aquí (de harto», «A comer», «Se ha quedado así (de delgado/a)», «Mucho», «Te voy a dar». Si Wittgenstein decía que los límites de nuestro lenguaje son los límites de nuestro mundo, no quiero ni pensar cuáles son los límites de nuestro hispánico lenguaje no verbal según los ingleses. De momento, me parto. Seguro que alguno de vosotros me da más ideas.

5 comentarios en “Me parto

  1. Gelu

    Buenos días, Raúl Urbina:

    En lo primario, seguro que nos hacemos entender con gestos, si la necesidad nos obliga, y sin aprendizaje de ningún tipo.

    Y si no somos sordos, mudos, o sordomudos, mejor coger un diccionario, y aprovechar la escritura y la palabra. Y utilizar el dibujo. Si además queremos enriquecernos con el lenguaje de sordomudos y de ciegos, pues miel sobre hojuelas. El caso es comunicarse.

    Y los gestos, son el adorno complementario de lo que queremos expresar. Y a veces, de lo que no queremos también.

    Saludos.

    Responder
  2. Merche Pallar&eacute

    No he visto tus enlaces. Los visitaré con calma pero leyéndote me hago una idea. Creo que nuestro lenguaje (al igual que los italianos) gestual es de una riqueza asombrosa. Somos muy expresivos, no solo con nuestras manos sino con nuestros ojos y ésto ayuda muchísimo a la comunicación humana. Creo que sería un gran logro para todos si aprendiéramos el lenguaje de los sordos, así no habría inglés (lengua mayoritaria y de forzoso aprendizaje si quieres avanzar en este mundo globalizado…) que nos hiciera sombra. Besotes, M.

    Responder
  3. KOKYCID

    Hablando, callados, por gestos, sin gestos, debajo del agua… los españoles y los italianos utilizamos todos los recursos habidos y por haber para hacernos entender.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.