— Verba Volant

Toma leche

Bubblemilk

Viernes. 16:30 de la tarde. Telefonillo. ¿Sí? ¡Mercadona! Abro. Noventa segundos de espera. Ding dong. Hola, buenas tardes. Le traigo su pedido. Buenas tardes. Estupendo. La leche. ¿Por dónde la dejo? No se preocupe. La dejamos aquí y la voy colocando yo luego. Usted verá. Ya le digo, no se preocupe. El empleado va cogiendo cosas del carrito de ruedas. Y va sacando la leche. Una caja de seis. Dos cajas de seis. Tres cajas de seis. Cuatro cajas de seis… Me extraño. Nunca pido más de tres. Cinco cajas de seis. Seis cajas de seis (como los toros, pero con duplicación real y no reiteración). ¿Pero no se ha equivocado? No sé, a mí me extrañó cuando empecé a coger el pedido. Pero mire la nota. Y espere, que en la furgoneta tengo más. Joder, pues sí. Dieciocho. Que yo creía que eran seis por tres. Pero no, que son dieciocho por seis… a ver que calculo… ¡108!

Se va el empleado. Adiós, buenas tardes. Buenas tardes. En mi recibidor una montaña de leche. Pese a la premura, estructura piramidal casi perfecta. Tengo que encogerme hasta el suspiro para pasar al salón. Saco al ordenador del stand by . A mercadona.es. Lista de la compra. Joder, pues sí. Ahora no se hace el pedido por litro; se hace por cajas. Dieciocho cajas de seis litros. Sí, sí, 108. Ni uno más ni uno menos. Bueno, me consuelo. Tomamos mucha leche (¡y tanta!). Se me ilumina el cerebrito. La leche tarda en caducar. Me vuelvo al recibidor. Miro la fecha. 20 de agosto de 2010. Vuelta al salón. Saco la calculadora y hago cuentas. A ver. 108. Dividido entre 84. Igual. 1,28571429. Razonamiento: me va a salir leche hasta por las orejas (repito: razonamiento. Si no hubiese sido razonamiento, la leche me hubiese salido por otro sitio).

Vuelta al recibidor. Transvase épico recibidor-despensa. Toma leche. Y creo que todo esto ha sido una venganza del destino.

(Imagen de Tywak.)

7 comments
  1. Bipolar says: mayo 30, 20106:19 pm

    😀 😀

    Mira Patro casi compro leche ayer cuando fui al Mercadona y me dije para mis adentros, "seguro que tengo en casa "y cuando vine, ¡fíjate! que sólo me quedan cuatro UNIDADES. Así que si a ti te sobra como a mí me falta te puedo comprar doce litros. Si quieres quedamos donde hemos coincidido dos veces.

    Patro, haz el favor de contestar antes que vaya al Mercadona "oyes"

    Es serio ¿eh?

  2. Bipolar says: mayo 30, 20106:21 pm

    se te va a caducar toda, moreno. Aunque siempre puedes hacer bizcochos, tartas…

  3. Judit Esteban says: mayo 30, 201010:59 pm

    Esto te lo resuelvo en un momentito. El nueve es mi cumple. Acepto tartas. Hasta aquí todo encaja. No tienes pinta de ser un manitas en la cocina y, por tanto, tendrás que derrochar unos cuantos litros de leche hasta que te salga una medianamente presentable. Después de esto, dispondrás de leche al menos hasta agosto del año que viene (aunque esté caducada) y no hasta agosto de 2012. ¿Te hace? 😉

  4. KOKYCID says: mayo 31, 20101:31 am

    Siento reirme del mal ajeno, pero madre mia lo que me he reido leyendo los cálculos e imaginado tu cara cuando te dice el de Mercadona que abajo hay más. ..Suerte de vivir en casa con despensa. Yo no tendria donde meterla. ¡Que buena entrada!

  5. Merche Pallar&eacute says: mayo 31, 20108:34 am

    Ésto lo tendré muy en cuenta cuando haga mis pedidos a Mercadona… También otro uso que le podrías dar a tanta leche es bañarte en ella, creo que es muy buena para la piel… Besotes lácteos, M.

  6. Rodri says: mayo 31, 20107:08 pm

    Esto pasa porque te estás volviendo demasiado digital Raúl. En la era analógica no pasaban estas cosas…por razones de peso, básicamente.

    (Están locos estos romanos!)

  7. Juan says: junio 1, 20108:35 pm

    ¡Es la leche!

Tu comentario

*