— Verba Volant

La otra mitad del cielo

Crossroads

Me resulta auténticamente difícil expresar así, en unas pocas líneas acompañadas de música, mis emociones encontradas, mis pensamientos más íntimos, mi agradecimiento por haberme enseñado lo que, de verdad, significa tener éxito en la vida. Por ejemplo,  sé que eres la única que ha sabido descubrir el niño que todavía guardo en mi interior, al margen de todas las capas y las apariencias.

Quiero que sepas una cosa: mi vida está entre tus manos, en los surcos que marcan las vidas, en los pliegues que insinúan el destino. Necesito pedirte que permanezcas junto a mí, en un lugar mucho más profundo que la superficie, junto a tu corazón, para que la distancia o la ausencia no nos mantengan separados. Siempre me gustó tener la ilusión de que todo esté escrito allí arriba, en las estrellas.

Deja que te explique una cosa importante: nunca quise causarte ninguna pena, ningún dolor. Sé que, a veces, puedo parecer distante, pero, ahora y para siempre, te quiero. Y estaré siempre en deuda contigo. Porque tú –y solo tú– eres la otra mitad del cielo.

(Canción prosificada y modificada de la magnífica «Woman», de John Lennon. Imagen de Riley Alethea Butler)

2 comments
  1. Aldabra says: febrero 13, 20139:31 am

    Woman, I can hardly express..

    Hubo una época en que me sabía la canción de memoria. Ya la he olvidado casi toda pero aún recuerdo como empieza y aún sigo teniendo ese escalofrío cuando la escucho.

    Saber que eres tan importante para alguien es una responsabilidad enorme pero también es algo hermoso.

    Es una buena idea, esta de prosificar las canciones. Me gusta.

    biquiños,

  2. Raúl says: febrero 14, 201310:09 am

    Hola, Aldabra: es una canción… con mayúsculas, en efecto. Prosificar las canciones me ayuda a compartirlas haciéndolas «mías». 🙂

Tu comentario

*