El responsable de la muerte de Bambi

Hoy, 11 de junio de 2015, cumplen años dos grandes actores y grandes doctores en la ficción:

Gene Wilder, de filmografía irregular pero que, solamente por haber interpretado al Dr. Frankenstein (él preferiría que pronunciásemos «Fronk-en-steen») y haber sido el guionista de esa joya que es El jovencito Frankenstein, se merece que adornemos con flores cada uno de sus 79 años.

Hugh Laurie, que será para siempre y eternamente el Dr. House en House M. D, que nos ha transmitido con esa papel toda la mala leche encajada entre sorna, descaro y frustración, y que cumple 55 años.

Pero, repasando datos y anécdotas, me encontrado con un cineasta que merece la pena rescatar: James Algar, que nació un 11 de junio de un ya lejano 1912 y al que yo no tenía el gusto de conocer por el nombre. Solo diré que es, nada más y nada menos, el director del «El aprendiz de brujo», esa obra maestra del cine que es una de las partes de, a mi juicio, una de las películas más deslumbrantes, meritorias y poco conocidas de Disney: Fantasía, un filme en el que la animación se pone al servicio de la música clásica y la música el servicio de la animación.

Algar, además, es uno de los responsables de ese gran descubrimiento que fue tan duro (y necesario) en nuestra infancia: James Algar, y no otro, es el director responsable de la muerte de Bambi.

Aquí os dejo «El aprendiz de brujo»:

1 comentario en “El responsable de la muerte de Bambi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.