Contestadores y buzón de voz – Fragmentos #9

Phone02

En una especie de desencuentros involuntarios, Sheyla y Nacho no han podido hablar cara a cara. En cambio, sí han escuchado, de forma alternada y desordenada, la voz del otro, una voz doblemente distorsionada por el receptor, la grabación y la instancia intermedia, demasiado metálica, de unas palabras imposibles y poco humanas, montadas a golpe de corta y pega.

«Llevo todo el día intentando localizarte, pero debes de tener el móvil apagado. En el médico, las noticias han sido malas. Me tienen que operar, porque hay algo que no funciona bien. De momento, tengo que hacerme otras pruebas. Mal rollito. Un beso. A ver si te localizo, pingo.»

«Nacho, no tenía el móvil. Me lo había dejado cargando encima de la mesa. He llegado a casa y me he encontrado con tu recado. Estoy venga a llamarte, llevo colgada del teléfono horas, pero no hay manera. Llámame, por favor. Sabes que te quiero.»

Sólo los destinos humanos pueden entrecruzarse entre las palabras pingo y te quiero, operar y cargando encima de la mesa. Sheyla y Nacho tienen ahora una necesidad de comunicación que no sienten cuando están juntos, cuando pueden tener el privilegio de no decir nada. Es difícil afrontar los caminos sin unos ojos a los que mirar de frente. Ahora mismo, sin saberlo, Sheyla y Nacho tienen la misma sensación en el cerebro. Sienten la cabeza pesada, como ida, con un cansancio acumulado que parece que está a punto de derrumbarlos. Sin embargo, Sheyla, sin querer, se ha acordado del día en que estaban cenando juntos y Nacho estaba absorto ante un plato de sopa castellana, manteniendo la cuchara delante de la boca, sin darse cuenta de que se le estaba cayendo la baba. No se sabe por qué, Nacho, en la distancia, ha acabado sonriendo.

(Imagen de all-i-oli)

(Puedes ir leyendo la secuencia de Fragmentos para una teoría del caos de forma ordenada pinchando aquí)

4 comentarios en “Contestadores y buzón de voz – Fragmentos #9

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.