— Verba Volant

Pack

capoeira

La gilipollez humana no tiene límites. Bueno, sí los tiene: tiene límites en forma de cupo. A mis alumnos de «Medios de comunicación y sociedad» suelo comentarles lo peligroso que es que los temas sociales aparezcan tan frecuentemente adscritos a las páginas sobre asuntos «nacionales». Así, los marginados pasan a engrosar el capítulo de problemas, pero no el problema de víctimas. Y las víctimas pasan a engrosar las páginas de sucesos cuando la sangre ha llegado al río (nunca mejor dicho). Por lo tanto, propongo a nuestros dirigentes que cambien los cupos por lotes. Como la palabra lote es española, ha entrado en desuso: ahora lo fetén es decir pack, así que hagamos la sandez de utilizarla con un buen fin. Propongo -decía- que la policía establezca packs de inmigrantes y se los cambie con los de la comisaría del distrito de enfrente: «Comisario Bermúdez, que tengo un pack de negro de Kenia, colombiano y pakistaní. ¿Me lo cambias por uno de ecuatoriana, ruandés y rumano?».  A lo que Bermúdez dirá: «Joder, Mínguez, no me hagas la putada. Con lo que me ha costado atrapar al ruandés, que el muy jodido se escondía en lo oscuro». «Bueno, Bermúdez, menos mal que estamos finos. Me acaba de llegar una remesa de búlgaro, marroquí y una polaca. ¿Hace el cambio?». «Bueno, me lo quedo por el búlgaro, que es ropa de marca… ¿Cómo, que un búlgaro es un tipo de de Bulgaria? ¡Haberlo dicho antes!».

Vistas así las cosas, los chinos almacenarían estos packs de inmigrantes en sus almacenes ilegales y la policía, en vez de redadas,  los compraría allí a precio de costo… digo de coste. Todos estarían tan contentos. Sobre todo Rubalcaba, que ha tenido la gentileza de aportar varios testimonios distintos, lo que es un equivalente -me temo- de tirar la piedra (o dejar que alguien la tire) y esconder la mano.

En fin. No diré lo que otros han dicho con mejores argumentos y mejor estilo. Sólo me queda por recordar una palabra de Rubalcaba durante su declaración: delicuencial. Nos hemos acostumbrado tanto a utilizar anglicismos del tipo educacional por educativo que se nos ha debido olvidar que existe la palabra delictivo… que no es sinónimo de nada, más que de sí mismo. «Empacketad», policias, haga cupos, señor ministro. Y refresquen todos su vocabulario… y sus ideas (si es que ambas cosas no son lo mismo).

(Imagen de Junior Ribeiro)

2 comments
  1. pablo miguel sim&oac says: febrero 19, 20091:23 am

    Magistral.

    Por algo das clases. Afortunados tus buenos alumnos.

    Dicho eso, una curiosidad: ese tipo de "palabros" suelen saltar cuando las explicaciones a dar sobre un asunto son flojas o movedizas, como en este caso. A veces he llegado a pensar que las fabrican a propósito, para que, entretenidos los oyentes con el aleteo del extraño pájaro, aflojemos la intensidad de la atención sobre lo importante, dispersando el concepto.

  2. Bipolar says: febrero 19, 200911:11 pm

    Es fácil apropiarse de un buen cupo… sólo hay que esperar a que amanezca en la playa, y como los cangrejos que se atrapaban en los reteles… igual.

Tu comentario

*