— Verba Volant

Jijí, jajá

risa

¿Quién dijo miedo? ¿Qué es eso del valle de lágrimas? ¿Cómo se come la vida sino comiendo(la)? Hoy la cosa va de sonrisas internas sacadas hacia fuera, de labios en curva que no son rictus, de sonrisas llenas de sonido pero vacías de sonoras carcajadas. Hoy la cosa va de ser feliz, de vivir con la suficiente presteza como para no obnubilarse, como para no agobiarse, como para no rebajarse al nivel de las aceras. Nada de medida en tazas pequeñas, nada de cálculos, de obsesiones y de compulsiones. Hoy la cosa va darse cuenta de que esto no es un ensayo general de la gran obra, sino de la gran obra que ahora se representa y que, necesariamente, es comedia, aunque a veces tenga mucho de tragicómica. Hoy la cosa va de contactos frecuentes, de roces sin fricciones, de agitamientos sin convulsiones. De la vida como intervalo, y no como principio, y no como final. De vestirse de gala para la fiesta a la que uno está invitado. De vestirse de gala para la fiesta a la que uno no está invitado, pero se cuela. De llorar sólo si se tiene ganas y si no se puede esquivar la lágrima, y de fruncir el ceño solamente con las bromas.

Hoy la cosa va de cosas etéreas pero reales, de bocados de vivir sazonados con el calor de lo circundante. De ver tres luces allí a lo lejos, en el puerto de una ciudad sin mar.

Jijí, jajá. No es ninguna broma. Porque la vida no sea un juego, aunque a veces se le parezca mucho.

(Imagen de Marind is waiting for les tambours de la pluie)

5 comments
  1. Blogofago says: mayo 8, 200911:45 am

    Si esto es una obra de teatro – solo discrepo en el genero, mas dramatico que comico desde mi punto de vista -…MUCHA MIERDA ¡¡

  2. Maria says: mayo 8, 20097:36 pm

    Hola, Raúl:

    Vengo del blog del Director del Periódico "La Palabra Digital", que ha sido donde he leído un poema tuyo, y quiero felicitarte también aqui en tu blog, porque tus versos son preciosos, así como también conocer tu rincón.

    Es curioso, pero estaba pensando en hacer yo hoy un post dedicado a las sonrisas, y me encuentro con el tuyo, ya es hora de leer risas, y no llantos, ni penas, ni oscuridades, últimamente es lo que abunda, oscuridad, no sólo en el mundo real, sino también virtual.

    Riámonos a más no poder, olvidemonos por instantes, tantas nubes oscuras que existen y nos acechan, dejemos volar nuestras sonrisas por unos momentos en esta vida que es un auténtico teatro donde somos marionetas del destino.

    Encantada de conocer tu rincón, me ha gustado mucho lo que he leído.

    Salu2.

  3. Raúl says: mayo 11, 20098:58 pm

    Tiene usted razón, don Blogófago, en el teatro –como en la vida– la comedia esconde muchas cosas más hondas. Y, en estos contextos, se agradece mucho la mierda. Esto significa que se tendrá mucho público llegando en carruaje.

  4. Raúl says: mayo 11, 20099:00 pm

    Gracias por el comentario, María. La risa es terapéutica como tal. Por eso odio con todas mis fuerzas la risoterapia. Me honra que vengas hasta aquí. Un saludín.

  5. GELU says: mayo 12, 20092:17 am

    Buenas noches, Raúl Urbina:

    La risa es un regalo que debemos aprovechar cuando surge.

    Un horror lo de las sesiones de risoterapia, o risa tonta provocada sin un motivo.

    Pongo un enlace, que a mí me hizo reir en su día. Y hoy cuando lo he buscado.



    Saludos.

Tu comentario

*