Todo se aprende

Instructions

Si es por aprender, todo se aprende: se coge una sonrisa y se transforma en rictus. Se coge una camiseta y se convierte en trapos. Se coge una canción y se escucha, mientras entra por un oído y sale por la oreja. Se coge el futuro y se transforma en una taza de café para despertarse a la nueva vida del nuevo día. Se cogen las ilusiones y se meten en la lavadora para que encojan. Se empieza a escribir y salen, al fin, frases hechas. Se entra en un oasis y se sale en un bar de moda. Se coge un libro y se avanza por sus líneas como la obligación del sol de la mañana. Se coge un papel y se fotocopia para que no le salgan más los colores. Se encienden las mejillas para que no vuelvan a recobrar el color. Se recoge una muestra de terror del mundo y revierte en el juego de las cuatro esquinas que tienen nuestras almas (y nuestras camas). Se coge una porción del cielo y se vende una postal. Se retratan todas las palabras y se regurgitan en identidades falsas. Se coge el nacimiento. Y se le embalsama.

(Imagen de Duane Romanell.)

2 comentarios en “Todo se aprende

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.