— Verba Volant

Sí, el epitafio

Enough to Survive, de Thomas Hawk

No es un epitafio cualquiera, sino el epitafio. Ese que quiero que esté presente, aunque no sé dónde (me importa muy poco el lugar que ocupe mi cuerpo una vez que yo no esté). Precisamente por eso, porque yo ya no estoy y me importa un carajo lo que se haga con mis restos. Pero, ajeno a los objetos, no lo soy a las palabras, que son mi pasión, mi obsesión y mi forma principal de enfrentarme al mundo.

No soy indiferente a las palabras. Por eso, el otro día me vino una idea en forma de canción. Y pensé que ahí estaba, que ese tenía que ser. En un principio, pensé en uno más largo: «I did survive. I will survive», pero luego pensé que «I will survive» servía lo mismo, perfectamente. Que se ajustaba perfectamente a todo lo que pienso. Que se puede leer como la historia de un fracaso pero, por qué no, también y perfectamente como la historia de un triunfo.

Porque «I will survive» transmite todo por lo que se sufre y todo lo que te fortalece. Porque puede significar la manera de unir pedazos rotos y reconstruir un todo. Porque significa liberación. Porque no es triste. Porque es atrevido y un poquito irreverente. Porque pone al fin el ritmo agitado de la vida.

No sé cuándo tendrán que utilizarlo. No tengo ninguna intención de que sea pronto, aunque la vida da muchas vueltas y hay muchas tejas esperando en los tejados, muchos conductores al acecho del ciclista, muchos desajustes orgánicos que asaltan cuando menos te lo esperas. Ojalá todo esto dure. Pero, en todo caso, dicho queda y ya lo sabéis. Sea cuando sea, sea como sea, llegue cuando llegué, «I will survive».

(Con imagen de Thomas Hawk y, por supuesto, con la canción de Perren y Fekaris, con la voz de Gloria Gaynor.)

 

 

3 comments
  1. Gelu says: agosto 10, 20145:22 pm

    Buenas tardes, Raúl Urbina:

    Tu texto es para tomárselo en serio, pero… has conseguido hacerme reír.
    Es cierto, cuántas tejas en los tejados…
    Doce letras, más las comillas. Si estás convencido, puedes pedir presupuesto al marmolista. Dentro de unas décadas serán más caros los costes.
    Qué estupenda la canción, y Gloria Gaynor. Te enlazo otra.

    Saludos.

  2. Magdalena says: agosto 10, 201410:28 pm

    Divino. No se me ocurre mejor descripción… 😉

  3. Raúl says: agosto 23, 20146:20 pm

    Pues nada, que no se le olvide a nadie. Escrito queda. Pero no seré yo el que pague la lápida. Yo en mí, para estos fines, no gastaría ni un duro 😉

Tu comentario

*

A %d blogueros les gusta esto: