— Verba Volant

Los bordes de la melancolía

Lonely Man Walking on the Edge

Siento que se ha ido casi todo, lo mejor. Lo joven, lo salvaje. El sentir las cosas como si fueran nuevas. El latido del corazón al ritmo de la música y no al ritmo tedioso de la vida. Las noches se detienen ahora en mitad de la madrugada para gritar las verdades con los ojos bien abiertos.

Todo es tan triste que el pensamiento se recrea en los bordes de la melancolía.

(Imagen de Castgen)

 

3 comments
  1. Samuel says: noviembre 24, 20148:49 pm

    No sé si es un consuelo, pero desde luego es una frontera en la que muchos pasean.

  2. Magdalena says: noviembre 27, 20149:45 am

    Pues yo creo que nunca se deja de sentir cosas como si fueran nuevas…. siempre que pruebes cosas que nunca hiciste. Puede que nunca nos volvamos a enamorar como la primera vez, por ejemplo, pero hay tantas otras cosas que te pueden hacer sentir que estás descubriendo algo nuevo…. 😀

  3. Raúl says: diciembre 8, 20148:17 pm

    En efecto, la melancolía es un ejercicio de equilibrismo que siempre cae del lado equivocado.

    Y el peor momento es el que llega cuando hasta se ven con ojos cansados las cosas totalmente nuevas.

    De todas maneras, creo que la melancolía es como la mirada de los miopes: distorsionada y bella… mientras no te tropieces y te caigas.

Tu comentario

*

A %d blogueros les gusta esto: