— Verba Volant

Cuando todos los sueños se encuentran todavía por descubrir

Asómate al balcón

A veces, conviene pasar un rato en silencio. Salir al balcón, asomarse, contemplar como espectador y desde las alturas una escena cotidiana. Es un momento silencioso que no proviene de la incapacidad de pronunciar palabras. Es algo más profundo, un procedimiento meridiano entre el gozo y la contemplación.

Un instante para no escuchar otra cosa que el sonido de la calle cuando todavía está en la construcción brumosa de la mañana. Un instante cuando ya ha oscurecido y todos los sueños se encuentran –todavía– por descubrir.

(Imagen de Lola.)

0 comments
Tu comentario

*