— Verba Volant

Otra

Urb 172b

Me enteré de que ella había vuelto. Deambulé como loco, de un lado a otro. Conocida su afición por los lugares de paso, ávida por ver pasar ante sus ojos la materia viva del paseante meditabundo, me sumergí por todas las calles, por todos los recovecos, por todas las esquinas. La busqué luego por los grandes lugares de tránsito, aquellos que gustan de remontar el vuelo de los sueños y de las personas, desde MAD hasta CIA, pero no vi claras las huellas serenas de sus pasos. Enseguida fui consciente, tuve la seguridad que sólo se puede manifestar con las expresiones literales, de que estaba jugando al escondite. Intenté buscar hacia fuera, consciente de mi error, sabedor de que todas las búsquedas de nuestro mundo han de partir de nuestro yo profundo. Cansado de los miles de kilómetros hacia arriba, hacia abajo, en un periplo de miles de lugares, de miles de organismos digitales, de miles de sueños concentrados en unos ojos que pudiesen devolverme la mirada, me puse a callejear por esos senderos eternos en los que las rúas brillan con decadencias y huelen con esplendores. Sentí, por un momento, que estaba barriendo todos los recovecos del ancho mundo con mis pasos atorados, cual aprendiz de escritor de post embebecido por la mentira de los enlaces. De repente, sin ser muy consciente del cuándo suspendido con los segundos tranquilos ni del cómo de los azares que no o son, me la encontré. Sus ojos paralelos sosteniendo mi mirada, su boca esbozada en la más bonita de las sonrisas del mundo. Me estrechó su mano estrictamente, me acompañó un centenar de pasos, me susurró unas palabras que en mis oídos sonaron al bisbiseo de las cosquillas. Me invitó a entrar en su casa y me presentó a su amiga.

7 comments
  1. pedro ojeda escudero says: octubre 4, 200812:24 pm

    Ay, cómo siento que Blogófago y tú os maltratéis así por vuestro fracaso frente al paseante de La Acequia…

  2. mafaldia says: octubre 4, 20087:51 pm

    La imagen viva de la desesperación…

  3. mafaldia says: octubre 4, 20087:52 pm

    las ilusiones… ópticas sobre todo…je,je

  4. blogofago says: octubre 4, 20088:53 pm

    "..Sentí, por un momento, que estaba barriendo …" yo tambien, y lo jodido es que era cierto: Tu los recovecos del mundo mundial y yo las migas de mi cocina, siempre ha habido clases..y aulas.

    ¿ que dice Pedro ???? Con la edad esta fatal 😉 jejejejej

  5. manzacosas says: octubre 4, 20088:57 pm

    Jo, qué suerte. Pero falta la continuación ¿Otro día? Un saludo

  6. Bipolar says: octubre 5, 20083:55 am

    ¡qué empollones (con eme) son todos!

  7. Mercedes Pallar&eacu says: octubre 5, 20088:52 am

    ¿Hablas de IRINA otra veeeeeeezzzzzz? Besotes, M.

Tu comentario

*