Buenos propósitos

Mañana prometo escribir una entrada. Prometo tener tiempo para desbrozar palabras, para perfilarlas y ajustarlas a la morfología y a la sintaxis, quebrando y requebrando la semántica.

Mañana prometo que será otro día y que ese día no será exactamente igual a los precedentes, con sus rutinas y sus repeticiones.

Prometo mañana dejarme llevar y contenerme, abrazar con fuerza los conceptos y las realidades. Abandonar suavemente mis labios en el susurro y en el silencio. Prometo callar hablando solamente con las palabras escritas.

Mañana prometo tener la cabeza para otra cosa que no sea estructurar, idear y manejar futuribles.

Prometo mañana abandonarme, mojarme hasta las trancas de ficción. Para superar listones, para rebasar ideales y ponerles a renglón seguido.

Lo prometo. Por los blancos de las letras (siempre anguladas, siempre escondiendo matices).

 

1 comentario en “Buenos propósitos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.