— Verba Volant

¿Cómo medir la calidad de una obra artística?

Films

¿Cómo medir la calidad de una obra artística? Esta es una pregunta imposible de responder. Cada vez que alguien se ha propuesto «medir» de algún modo una obra artística se ha metido en un jardín teórico que se ha convertido en laberinto y del que no ha podido salir. Los aficionados al cine recordarán la escena de El club de los poetas muertos en la que el profesor Keating desbroza irónicamente y luego destroza la teoría de Evans Pritchard (en vídeo aquí) con la que medir la calidad literaria de una poesía por medio de una gráfica en la que se juega con las variables de la perfección y la importancia. Convengamos, por lo tanto, que cualquier intento de medir la calidad artística de la obra es mera aproximación.

Por otro lado, tendríamos la opinión opuesta, la de los que piensan que la calidad artística es una ponderación totalmente subjetiva. Que cada individuo es soberano no solo sobre sus preferencias, sino también sobre cualquier canon establecido por críticos y eruditos.

En suma: ¿los estudiosos e intelectuales, los especialistas en sus respectivos campos artísticos son dignos de algún tipo crédito o el juicio sobre las obras es variable y relativo también por encima de ellos?

No tengo ninguna pretensión –hoy, aquí– de meterme en ese debate, pero sí quiero hacer una breve reflexión en torno a un caso concreto. Mi alabado portal IMDb, que se ha convertido para mí en una pequeña obsesión y un gran pasatiempo que me sirve para rastrear datos, buscar curiosidades, establecer comparaciones o añadir detalles a mi pasión por el arte cinematográfico, que ahora no se acaba en las películas sino que se prolonga en las series televisivas. IMDb, además de ser una base de datos que pone a nuestro alcance cualquier pormenor de esas películas y series, con sus actores, directores, etc., también establece una clasificación de las mejores películas de la historia del cine en función de los votos que recibe de los visitantes registrados de su página.

De esa lista de 250 películas, que cambia de un día a otro según vayan valorando los aficionados, se sacan varias conclusiones. Yo voy a subrayar en esta entrada tres. La primera, muy obvia, lo discutido y discutible de alguna de las inclusiones y exclusiones de la lista. La segunda, también elemental, que parece que las personas votan en función, claro está, de sus conocimientos; y parece que los escasos conocimientos del cine clásico (la edad puede que sea un factor determinante) hacen que algunas de las mayores creaciones de la ficción cinematográfica no aparezcan en lugares relevantes.

Pero hoy quiero detenerme en un tercer aspecto, no tan obvio: las calificaciones. Ayer, de entre esas 250 películas, solo 6 brillaban con una nota superior a 9. Hoy, al consultarla para escribir esta entrada, son solo 4 (Cadena perpetua, El Padrino, El Padrino II y El caballero oscuro) [la última consulta las ha reducido a las tres primeras]. Las últimas de la lista tienen una nota de 8. Y ahora viene mi pregunta: ¿cómo es posible que, entre las mejores películas, solo haya tres «de sobresaliente» y el resto sean notables, aunque sean «altos»? En mis tiempos de enseñanza en Bachillerato, solía preguntar a los alumnos por la calificación de algún poema magistral de Garcilaso, de Góngora, de Quevedo, de Cernuda, de Lorca… Era muy complicado que pusiesen una nota superior al 8. En una escala tan corta como la decimal, al margen de cualquier otra cuestión, se nota una falta de criterio. Si no hay poemas, novelas, cuadros, películas, fotografías, «de 10», ¿que espacio queda para la excelencia?

No sé si necesitamos críticos y especialistas. Yo, sinceramente, creo que sí. Pero lo que sí necesitamos ineludiblemente es que los aficionados a las diferentes manifestaciones artísticas tengan un criterio para valorar y, aunque sea al margen de baremos y notas, sepan poner las obras en su sitio. En el sitio que deben de tener en la historia. Para valorar. Para valorarnos.

(Imagen de Adam Foster.)

9 comments
  1. Félix says: enero 31, 20148:37 pm

    Pongo un 6 a esta entrada.
    😉

  2. Magdalena says: febrero 3, 20149:24 pm

    Me ha resultado interesante tu entrada, porque ya me lo había preguntado más de una vez: ¿cómo saber si una película tiene la nota que se merece?

    Pongamos, por ejemplo, que no me gustan las películas de acción, pero que un día veo «Fast and Furious» por la tele y decido votarla. Y no me gusta nada (porque no me gustan esas películas), así que decido darle un 2. Eso bajará la media de la película, pero en mi valoración no he tenido en cuenta más que mi gusto personal.

    En este sentido me gusta mucho http://www.filmaffinity.com, porque además de que cada película te muestra un gráfico de votaciones, te muestra votaciones de gente que valoró películas de forma similar a ti. De esta forma, puedes fiarte más de la calificación de una película que no has visto.

    Yo tengo un sistema de calificación personal, de forma que ninguna comedia romántica, por ejemplo, suele pasar del 6 (si me gusta) o en el peor caso un 4 (si no me gusta), pues me parece que los esfuerzos técnicos y de guión son más bien escasos. La excelencia, como dices tú, por ahora la han alcanzado sólo 4 películas y una serie, pero en mi lista, muchas tienen un 9.

    Y es que una votación es algo personal, y para que una película te parezca perfecta, también lo tiene que ser el momento en el que la ves, la conexión que resulta del visionado, y no sólo las características técnicas 🙂

  3. Raúl says: febrero 13, 20145:44 pm

    A propósito, Magda: comparte conmigo algunas de esas valoraciones de 9…

    A mí me gusta decir que, lo que está muy claro es cuál es la mejor película de la historia del cine. Pero no lo voy a decir 😛

  4. Magdalena says: febrero 14, 201410:01 am

    Pero no puedes decir que sabes cuál es la mejor y no decirla…. andaaaaa que me muero de curiosidad!!!

    Aquí mi lista (resumida), al final revisando la lista, he añadido algunas más al 10.

    De 10: V de Vendetta, Sin City, Casablanca, American Beauty, Seven, Lo que el viento se llevó

    De 9 (no están todas ni de coña): Shutter Island, Habitación en Roma, Origen, La Carrertera, La vida de los otros, Juno, Salvador (Puig Antich), Memorias de una geisha, La luna de Avellaneda, El bosque, Noviembre, Kill Bill, Lost in Translation, Mi vida sin mí, El pianista, Los lunes al sol, Amelie, El protegido, Chocolat, O Brother!, Cómo ser John Malkovich, Sleepy Hollow, Matrix (la primera), El gran Lebowski, American History X, Caricias, El show de Truman, Abre los ojos, A Wong Foo gracias por todo, Pulp Fiction, Braveheart, Cadena perpetua, Entrevista con el vampiro, Forest Gump, Philadelphia, Tres colores: Azul, Como agua para chocolate, El rey pescador, Tomates verdes fritos, El silencio de los corderos, Eduardo Manostijeras, El club de los poetas muertos, Las amistades peligrosas, La princesa prometida, El nombre de la Rosa, Lady Halcón, Excalibur, La vida de Brian, El Padrino, ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú, 12 hombres sin piedad, Rashomon, Qué bello es vivir, Ciudadano Kane, El gran dictador, El último…. y se quedan muchas en el tintero

  5. Raúl says: febrero 16, 20149:57 am

    Has ofrecido una magnífica muestra, desde luego 🙂

    Para mí, la obra maestra indiscutible del cine es Encadenados, de Hitchcock. Cada plano es una lección sublime del mejor cine; la historia está perfilada de la mejor manera posible; los actores son y están perfectos… Claro que, como hablamos de medir, esta es mi medida. Si el resto del universo no está de acuerdo, tiene que hacérselo mirar 🙂

    • Magdalena says: febrero 17, 20141:33 pm

      jejeje… pues no la he visto… así que tendré que verla, para poder decidir, y tal vez añadir un 10 más a mi lista… quién sabe 😉

  6. Raúl says: febrero 21, 20146:00 pm

    Me lo vas a agradecer una y mil veces. Cuando se dice que la mejor película de Hitchcock es Vértigo, siempre disiento (aunque es una gran obra, nadie lo duda, pero algo forzada). Encadenados es perfecta de principio a fin. Ya verás como coincides conmigo.

    • Magdalena says: febrero 22, 20149:37 pm

      Tu comentario me dio más curiosidad todavía, así que la acabo de ver.

      Tenías razón, me ha encantado. Es la película que más me ha gustado de Hitchcock, y le doy un 10… pero tanto como para ser la mejor película de la historia del cine, no lo sé, necesito meditarlo 😉

  7. Raúl says: marzo 15, 20146:37 pm

    Medita, Magda, medita. Acabarás descubriendo la verdad 😀

Tu comentario

*