Será necesario contar la historia del puntito verde, el globo emergente, el mensaje de «escribiendo»

Me gusta mucho esta canción del grupo Secret Service: «Ten O’Clock Postman»: aquellos años en los que se recibían cartas, la impaciencia, la urgencia por bajar al buzón y encontrarte esas palabras que podían devolverte la alegría o esos silencios que te conducían a la locura.

Ahora no existen los días laborales, ni los horarios, ni el bajar a toda prisa al buzón para encontrar el tesoro. Pero seguimos suspirando por ver un puntito verde, un sonido electrónico, un globo emergente, un mensaje de correo entrante. Y el mágico texto «escribiendo», con el que la imaginación nos anticipa todas las palabras, todos los abismos, todas las ilusiones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.