— Verba Volant

Olvidando largos

8589488673_898037e13d_z

El otro día, el blog del equipo de natación al que pertenezco publicó una entrada titulada ¿Qué hacemos los nadadores cuando nadamos? Me gustan las reflexiones que se desprenden de ese gráfico. Una de ellas, porque explica muy bien lo que significa hacer un deporte de resistencia. Sí, es inevitable la pregunta de «¿Qué hago yo aquí?». Es una declaración de lo que supone el sacrificio mientras se está en pleno entrenamiento. Es la pregunta recurrente durante los largos entrenamientos que se hacen corriendo, en bici o nadando. Dura lo que dura el momento de sacrificio. Una vez que acaba, todos sabemos que el esfuerzo ha merecido la pena. Sin duda, repetiremos.

La otra reflexión, la más común es llevar nadando tanto tiempo que olvidas los largos que llevas (cuando entreno solo, siempre hago algunos de más, por si acaso). Ese olvido conlleva muchas cosas, pero sobre todo una: mientras nadas, no hay distracciones posibles. Estás tú solo frente a la piscina. Mirando hacia el fondo. Estás tan concentrado, que la cabeza salta hacia otra cosa. Y, mientras todo eso pasa, te das cuenta de que te olvidabas cuántos largos llevabas y, por lo tanto, cuántos largos te faltan para acabar. Es lo más parecido que conozco al sentido, al misterio de la existencia.

(Imagen de Manuel Quiroga)

1 comment
  1. Enrique Santana says: diciembre 2, 20132:18 pm

    Ja, ja, el olvidarse de los largos que llevas es algo que me pasa a mí también. Yo poco suelo pensar, muchas veces lo que más hago es pensar en el movimiento que tengo que hacer en la siguiente brazada, no olvidar el punto de referencia para el giro, girar más despacio la cabeza…; me gustaría poder ir con música a la piscina, pero creo que como ponga una lista con canciones con mucho ritmo me desfondo en las primeras vueltas 🙂 además, estoy casi todo el tiempo con música en los oídos y si ya me pongo cascos en las piscinas en un par de años sordo como una tapia.

    Interesantes las reflexiones del post original 🙂

    Saludos.

Tu comentario

*