Demasiado profundo

Sourire

Amigos del alma: después de unas entradas infernales, llenas de tristeza, me obligo a mí mismo a desdramatizar. Hoy no me salía ninguna entrada que no fuera triste, así que he borrado todas las líneas que pasaban por la cabeza y por la pantalla para dejar que la amargura, hoy, se vaya por el desagüe.

Lo curioso de todo esto es que hay muchas personas que, en la vida real, piensan que soy un frívolo y que no me tomo las cosas en serio. Creo que la manera más seria de afrontar las cosas es reírse de ellas. Un terapeuta  de dichos metafóricos denominaría esto «humor desde el balcón». Sin embargo, los que me conozcan sólo por el blog pensarán que soy un tipo mustio, triste y coñazo. Si a todo esto le añadimos unas cuantas circunstancias personales funestas, la vida de uno puede pasar a ser considerada por el espectador como un melodrama lacrimógeno.

Por lo tanto, hoy me he obligado a escribir esta entrada para que mi rostro sonría a través del blanco luminiscente. Y sí, hoy saco a pasear por la Red el lado frívolo que me caracteriza habitualmente en la Vida. Reírse –además– es una cosa muy seria.

(Imagen de.)

6 comentarios en “Demasiado profundo

  1. Judit Esteban

    La sonrisa no es más que una simple forma de afrontar la vida. De este modo, conseguimos deslumbrar a los demás con un gesto que es ya prologación de nuestras miserias internas (lo bueno es que no se nos nota demasiado).

    Eso de dejar la tristeza de lado en una entrada te sale mal: ¿Te has fijado en las parrafadas que sueltas en las más amargas y lo poco que te extiendes en las que "la alegría te brota por los cuatro costados "? De todas formas, cuando verdaderamente salen cosas que merecen la pena es cuando tenemos la tristeza en la cabeza.

    La imagen es genial,pero no me ha quedado muy claro de quién es…

    🙂

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.