— Verba Volant

De soldados listos y chicas fáciles

dunechaser

Dos entradas del blog La lógica del titiritero, sin ningún vínculo entre sí, me han hecho reflexionar sobre el eros y el thánatos. La primera, una evidencia estadística: de un estudio estadísitico de los soldados escoceces que batallaron en la Segunda Guerra Mundial se desprende que la proporción de efectivos muertos fue más alta entre los que tenían mayor cociente intelectual. Sabemos el dato, pero no la teoría de por qué occurió esto. Por otro lado, en este blog tan interesante encontramos que las chicas fértiles son más fáciles. En este caso, la teoría es más sencilla: en el momento en el que una mujer es más fértil aumenta la «accesibilidad» a requiebros amorosos.

El amor y la muerte están ahí para demostrar lo poco que vale nuestra cabecita en estas situaciones. Las mujeres, dejando inclinarse por las hormonas cuando están en situación natural para procrear (los hombres parece que el cerebro lo tenemos aparcado cuando se trata de cuestiones sexuales -también es una cuestión genética de perpetuación de la especie, frente a los dolores de cabeza-). Hombres y mujeres, dejando -parece- que sus instintos asesinos no queden mediatizados por ningún elemento racional de alto nivel y obedeciendo la escala de mando y el protocolo.

Esto, claro está, no dejan de ser conclusiones mías de salida-de-pata-de-banco, pero ahora me asalta unas cuantas cuestiones. Por ejemplo, es obvio que elijo el amor y no la guerra. Por ejemplo, que doy gracias a haberme librado de la mili por inútil total. Por ejemplo, que no sé si es mejor el IQ o la testosterona y los estrógenos. Por ejemplo, que no sé cuándo elegir esa en vez de aquél.

No sé. En definitiva, amar es combatir.

(Imagen de Dunechaser)

 

2 comments
  1. Bipolar says: enero 5, 20094:24 am

    pero tiene su lógica todo, una mujer fértil debe ser facilona para procrear (por supervivencia de la especie, no porque ella quiera),

    y una persona inteligente no matará porque necesitará una razón que lo justifique, siendo ésta, ninguna, con lo cual se dejarán hacer.

  2. Mercedes Pallar&eacu says: enero 5, 20096:29 pm

    Por supuesto que la inteligencia no vale para ser soldado. Uno tiene que ser un bestia ignorante para participar en esas guerras cruentas dónde simplemente son enviados como carne de cañón, luchar y morir por unos intereses que ni les va ni les viene. Hay que ser MUY idiota. Sobre las mujeres, pues ¡qué quieres que te diga! El celo es el celo y cuando la mujer es más proclive a procrear es cuando esta más cachonda. Ley de vida, mi querido. Por ejemplo, yo, que ya no estoy en edad para procrear pues el sexo me resbala… aunque el vicio sí sea aún atractivo… Besotes, M.

Tu comentario

*