— Verba Volant

Archive
Internet

Pues sí, hoy toca hablar de iRedes, el I Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales que se celebró en Burgos la semana pasada. Para que no quede ninguna duda de que las objeciones que voy a intentar explicar no afectan a la calidad del congreso y al privilegio de que un evento de estas características tenga lugar en nuestra ciudad, tengo que decir que me siento tremendamente feliz por las cosas que he podido aprender con el visionado y la lectura (en directo o en diferido) de muchas de sus aportaciones, por una parte y, por otra, porque Burgos ha sido, por una vez, una ciudad que alberga un congreso de grandísima proyección y grandes especialistas de las nuevas tecnologías. Por lo que he leído, ha estado magníficamente organizado y la mayor parte de sus participantes ha estado, por lo menos, al nivel que se esperaba de ellos.

Dicho esto, me veo obligado a compartir por escrito algunas cuestiones que han circulado a través de Twitter o en conversaciones mantenidas en persona o a través del correo electrónico y en algunos blogs. Espero que mi visión no sea tildada excesivamente localista, porque no pretende serlo. Solo quiero aportar mi visión de un congreso que ha sido en Burgos (con toda la importancia que tiene esto para nuestra ciudad), pero que también podía haber tenido una dimensión desde Burgos.

La primera crítica está referida al precio. Es cierto que 200 euros no era un precio excesivamente caro para lo que se ofrecía, pero aquí se olvidaba que había muchos burgaleses interesados en acudir –y que no necesitaban que se incrementase el precio con dos comidas y una cena– y que tuvieron que apearse por una cuestión de dinero. Entre ellos, los estudiantes, que tenían que pagar una inscripción de 100 euros: se les “vendió” el congreso en una conferencia interesantísima en la UBU, pero el elevadísimo precio impidió a los estudiantes de Comunicación Audiovisual acudir (y otros más que pudieran estar interesados de otras titulaciones). De ellos volveré a hablar más adelante, pero dejo aquí una pregunta: ¿cuántos estudiantes (burgaleses y foráneos) acudieron al congreso? ¿Puede sacarse alguna conclusión de ello?

Vayamos a otra cuestión que es la presencia de burgaleses en el congreso. No soy un iluminado y sé que no se puede meter en un congreso iberoamericano a participantes de Burgos porque sí. No obstante, he echado de menos (y no he sido el único) una sección dedicada a las redes sociales y los blogs en Burgos. Quizá no hubiese tenido cabida dentro de las sesiones plenarias (aunque algunos burgaleses se encuentran en posiciones destacadas dentro del panorama nacional), pero sí como una extensión del congreso en la Sala Polisón. De esta manera, se hubiese podido dar a conocer una visión de  lo que ocurre desde Burgos (si es que esta visión interesa). Y no hubiese estado mal la cosa, porque en Burgos hay gente con buenas ideas y con proyectos (ya bastante “aterrizados”) que es preciso divulgar.

En tercer lugar, me gustaría hacer una reflexión en voy alta. Un conjunto de estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra ha realizado el seguimiento del congreso. No tengo nada que decir en torno a su trabajo, porque, por los resultados, parece que ha sido muy bueno. Pero creo que alguien tiene que preguntarse por qué en un congreso realizado en Burgos se hace ese seguimiento con alumnos venidos de fuera cuando aquí hay estudiantes de la Licenciatura y de Grado de Comunicación Audiovisual. Se me ocurren dos posibilidades, ambas preocupantes: una, que alguno de los organizadores tenga mucho que ver con la Universidad de Navarra y que, desde esa misma organización, ni siquiera se haya reparado en los alumnos de Burgos; otra, que se haya pensado en ellos y no se les crea capaces de sacar adelante con dignidad el trabajo (y que conste que yo no digo que no lo sean: son alumnos míos y los conozco). Que yo sepa, solo se ha acudido a un par de alumnos de la UBU, pero los han tenido a mano para labores de intendencia (y que conste que utilizo una palabra demasiado neutra para lo que estoy pensando).

Ya por último, me gustaría comentar alguna cosa sobre el último acto del congreso: la intervención con la forma de diálogo con preguntas y respuestas de Arturo Pérez-Reverte y Juan Luis Arsuaga titulada “Las redes sociales desde Atapuerca hasta Twitter”, celebrada por muchos como uno de los actos más relevantes e interesantes del congreso. Por los motivos arriba apuntados, es el único acto al que pude acudir presencialmente. Admiro profundamente por muchos motivos a Pérez-Reverte a Arsuaga: he pasado con el primero muchas (pero que muchas) horas de lectura con el primero y, gracias al segundo (en mi caso, gracias a su labor divulgativa), he podido aprender un poco sobre los orígenes del hombre (y, por lo tanto, sobre el ser humano). Pero no coincido en absoluto con esas valoraciones tan positivas sobre la intervención. Y no me refiero a lo que allí se dijo, que me pareció en muchos casos revelador e profundo. Me refiero a que Arsuaga aparecía allí sin ningún conocimiento más o menos profundo de lo que era una red social y, por lo tanto, sus intervenciones no tenían nada que ver con el asunto que se trataba. En suma, eso de las redes sociales y Atapuerca fue un asunto cogido por los pelos para lucir mediáticamente a dos soberbios comunicadores. Si se habla de redes sociales antes de la aparición de las redes sociales como tales y se confunde todo esto con las relaciones sociales (de las que las redes sociales son solo un exponente con un embrión común y unas características particulares), acabamos haciendo analogías tontas y bastante superficiales. Pero esto es solo una crítica a la adecuación de esta intervención al título y al congreso donde se producía: insisto en que, por lo demás, me pareció un acto divertido y esclarecedor sobre muchas otras cosas.

No me gustaría acabar sin recalcar, de nuevo, la cantidad de cosas buenas que ha tenido (y que seguramente tendrá iRedes), pero creo que era necesario hacer algún apunte con cosas sobre las que quizá no se había reparado y que puede que puedan subsanarse en el futuro.

(La imagen pertenece a las fotografías que realizaron los alumnos de Comunicación de Navarra en el congreso.)

Read More

Iredeshorizontal 1024x724

El día 1 de diciembre de 2010 tuyo lugar en la Universidad de Burgos una conferencia, en principio titulada “Tuenti, blogs y redes sociales” y luego transformada en “¿Estamos atrapados por las redes sociales?”, en la que intervinieron José Luis Orihuela e Ícaro Moyano Díaz.

Podéis descargar aquí el audio de la conferencia (teniendo en cuenta que está grabada con un desde el público y, por lo tanto, la calidad no es perfecta). La conferencia también fue tuiteada: podéis ver los tuits en el twitter de IRedesBurgos.

José Luis Orihuela. Profesor de la Universidad de Navarra. En el curso 1994/5 comenzó a publicar una página en la que ordenaba recursos sobre comunicación audiovisual: Audiovisual Resources on the Internet (versión 1.0, Mayo de 1995) que con el tiempo se convertiría en Recursos en Internet para Comunicación (RIC). En el curso 1995/6 pone en marcha en la Universidad de Navarra el proyecto de investigación Sistemas interactivos de noticias multimedia En el curso 1996/7 escribe y publica con Iranzu García Iriarte “Periodismo en la Red. En busca del paraíso digital” .Entre 2002 y 2007 los weblogs han centrado su interés en investigación y en docencia. Fruto de esta experiencia es el libro La revolución de los blogs (La Esfera de los Libros, Madrid, 2006). Su weblog ecuaderno es un lugar de referencia para todo estudioso en sitios digitales. Su cuenta en twitter @jlori es seguida por más de 100.000 personas. Su blog es eCuaderno.

Ícaro Moyano Díaz es periodista. Inmerso en Internet desde hace 10 años, empezó su carrera vinculado a CadenaSER.com para luego especializarse en contenidos tecnológicos en ElPais.com. Colaborador de medios como EP3, QUO o Radio Nacional de España, ahora desempeña el cargo de Director de Comunicación de Tuenti. Su blog es latejedora.es.

(Esta entrada está también reproducida en el sitio web URBINAVOLANT.com)

Read More

Pirata Libros

El País publica una noticia  (“Los piratas ponen rumbo al libro”) firmada por Antonio Fraguas en la que se muestra a los autores con un temblor que les recorre todo el cuerpo al pensar que la piratería del libro anda ya con intentos de abordaje y con visos de llegar al gran expolio sufrido por la industria musical y cinematográfica. Es esta una noticia que no lo es, porque todavía no ha ocurrido, a lo que se añade un elemento que tiene que hacer pensar al sector editorial español: se habla de libros de autores españoles disponibles para la descarga en sitios ilegales. Se habla de algunos autores escandalizados ante la gran ola que se les puede venir encima, pero no se menciona que ningún honrado lector que desee leer las obras de estos autores en su flamante lector de libros electrónicos puede acceder a la compra de esas obras por la vía legal.

Es más que evidente que, en el momento en el que los libros se vendan en formato digital, éstos serán susceptibles de entrar en el entramado de las descargas a precio cero, pero la vía digital va a ser una realidad inexorable para los libros del futuro. Será una realidad tan inexorable como para transmutar, probablemente, alguno de los pilares del libro tradicional y para que los autores puedan optar por nuevas vías de creación literarias. Es ése un camino que tendrán que recorrer, expuestos a escorar, a zozobrar, a hacer aguas. Y, pese a quien pese y digan lo que digan los sectores interesados, hay autores que van a salir ganando. Los superventas en formato best-seller serán tan pirateados como comprados y, por lo tanto, seguirán forrándose en mayor o menor medida. Mientras, muchos autores con talento tendrán una salida más fácil hacia el mundo de los lectores con los formatos digitales y la distribución de sus obras no estará tan envarada y tan viciada como lo está con la política interesada y torticera de muchas editoriales. Y yo, por fin, me alegro por los poetas, expuestos hasta ahora al sufrimiento de la edición minoritaria y con salidas mínimas y que ahora, quizá, lo puedan tener tan fácil para llegar como difícil para ser leído entre los lectores, que parecemos haber olvidado el mágico camino de la poesía.

(Mientras tanto, yo tengo que alternar la compra legal de algunos libros que no quiero en papel con su versión digital “ilegal”. ¿Es contradicción o intersección de mundos?)

(Imagen de Pesky Library.)

Read More

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas queafectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internetmanifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

ley2500x61

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

NOTA: Este manifiesto fue redactado de forma conjunta por periodistas, bloggers e internautas, en una larga sesión de debates (on line, por supuesto) durante la tarde-noche de ayer. Si estás de acuerdo, difúndelo en tu blog, tu web, en redes sociales y por todas las vías que puedas. Para aquellos que estéis interesados, existen versiones en inglés, catalán y gallego.

Read More

Cerca de cuatro millones de ciudadanos no pueden acceder a la banda ancha en España en función de su sitio de residencia; a este indicador negativo para el desarrollo de la Sociedad de la Información en España, se le podrían sumar bajas masivas de clientes del Adsl más lento y caro de Europa.

Las entidades representativas de la comunidad internauta, los profesionales y los consumidores informáticos en España estiman en cuatro millones la cifra de clientes de banda ancha -Adsl y cable-modem- que podrían darse de baja, si finalmente se confirma el acuerdo que RedTel (Ono, Orange, Telefónica y Vodafone) las sociedades de gestión de los derechos de autor, abanderadas por la Sgae, para que en España se dé tres avisos antes de desconectar o ralentizar la conexión a Internet por usar redes P2P. A la disminución de ingresos se sumarían las posibles indemnizaciones que podrían derivarse por incumplimiento de contrato de las operadoras y las sanciones aplicables en base a los artículos 8 (“Restricciones a la prestación de servicios y procedimiento de cooperación intracomunitario”) y 11 (“Deber de colaboración de los prestadores de servicios de intermediación”) de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificado por la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información.

Mientras las operadoras de telecomunicaciones tratan de sortear la crisis, las sociedades de gestión de los derechos de autor, intentan conseguir prebendas para las empresas productoras de contenidos tratando de convencer a todo el mundo de que el intercambio de archivos entre particulares por Internet es un acto delictivo y que supone fuertes pérdidas al sector de entretenimiento.

Sin embargo tanto la fiscalía como las sentencias dictadas establecen que el intercambio de archivos con copyright restrictivo por redes P2P no es un delito y no es punible de ninguna forma cuando se trata de archivos públicos o bajo licencias copyleft (la mayoría de los casos)

Las propias entidades de gestión de derechos de autor han reconocido en el “Informe de la industria de contenidos en España“, publicado por ASIMELEC, que no hay una bajada de ingresos en el sector y que solo la música tiene un retroceso en la venta a través del canal tradicional (aunque no se informa del aumento de ingresos por, entre otros, actuaciones en directo, descargas y publicidad)

Lo cierto es que las negociaciones que se están llevando a cabo bajo el auspicio del Ministerio de Cultura, pueden suponer que algunas de las empresas más solventes y con mayor capacidad tecnológica de España empiecen a perder clientes a marchas forzadas. Lo que repercutirá en su cuenta de resultados y en su capacidad de mantener el empleo.

Pero lo más grave es que un acuerdo de esta naturaleza atenta contra la libre competencia, frena en seco el acceso a la Sociedad de la Información en España menoscabando los derechos civiles de los ciudadanos y alejando aún más el derecho constitucional de acceso a la cultura y al conocimiento.

Firmado: Raúl y más de 6.900 firmas más (por el momento). Pon la tuya publicando el texto en tu blog.

Read More

On

¿Es más dura una quincena sin conectarse a Internet o una quincena de abstinencia sexual? Lo contaba hace ya tiempo Francis Pisani haciéndose eco de un blog norteamericano: en Estados Unidos, las mujeres que tienen entre 18 y 34 años están divididas (el 49% se decantan por el ciberespacio), mientras que la franja de edad que media entre los 35 y 55 aumenta su pasión por Internet a medida que desciende su lujuria (52%). En el caso de los hombres, el 39% de los que se encuentran entre los 18 y l0s 34 optan por el ciberespacio, porcentaje que decae al 23% entre los talluditos entre 35 y 55.

Ya sabéis que yo no tengo nunca seguridades sobre nada, pero sí estoy convencido de algunas cosas: soy español, tengo 42 años y durante la útima quincena no he dejado de conectarme a Internet ni un solo día. Entre la desesperación, el agobio y la vergüenza, confieso que no estoy para pensar, así que dejo a mis amables lectores que entresaquen sus propias conclusiones. Mientras tanto, sigo intentando seguir vuestro rastro, palomitas mías.

(Imagen de Guillermo)

 

Read More

Firefox

No me gustan mucho estas cosas de conseguir récords mundiales y cosas por el estilo, pero haré una excepción porque los tipos de Firefox me caen simpáticos. Este navegador es mi preferido y no me gusta nada trabajar en un ordenador que esté subordinado a Internet Explorer (me niego a poner un enlace a este sitio maldito). Yo soy muy propenso a decantarme por una cosa de manera casi incondicional si me agrada o me convence con creces en relación con sus competidores, así que lo haré, pero con la entrada pequeña: los de Firefox quieren conseguir un récord mundial de descargas durante 24 horas para cuando saquen la nueva versión -será Firefox 3.0- allá por junio. Queda dicho. De paso, nos ofrecen esta página con este tipo de retos locos.

Y mañana, volvemos ya a las entradas de Verba volant en su más puro y genuino estilo. Que no sé si tiene un puro y genuino estilo, pero bueno…

(La información sobre el récord de marras la he visto aquí)

Read More

Pisani

Los interesados en el mundo de Internet conocen bien a Francis Pisani. Pisani, junto a Dominique Piotet, acaba de publicar un libro titulado Cómo cambia el mundo la web (Comment le web change le monde. L’alchimie des multitudes). A través de Transnets, el blog de Pisani en Le Monde, (me acabo de enterar que también está ya en español), he descubierto que la editorial, a instancias de los autores, regala un ejemplar a los blogueros que le escriban un correo indicando la dirección de su blog junto con la dirección postal del solicitante. A cambio, Francis Pisani sólo pide que, una vez en nuestro poder, comentemos los aspectos positivos y negativos del libro. Podéis acceder a la información en español aquí. Creo que este tipo de iniciativas son de lo más interesantes y un auténtico ejemplo de la relación entre el papel y la pantalla. Así que, de momento, funcionan mejor estos rolletes ocasionales que los divorcios furibundos.

Read More

Profe

Dando un paseo por aquí, me he encontrado con un par de sitios curiosos que desconocía. Los alumnos han pasado a la acción y han creado el portal Rate my Professors para evaluar la actividad de sus profesores y compartir la opinión que tienen de ellos con sus compañeros y con el resto del universo. Incluso han creado una lista de Los cincuenta principales en la que se barema y desmenuza en apartados, emoticonos y breves observaciones (como, por ejemplo, “Se aconseja llevar una almohada a sus clases”) la actividad docente de sus profes y su actitud con respecto a los alumnos. Y la cosa se ha extendido y aplicado en Facebook. En contrapartida, los profesores contraatacan con su web Professors Strike Back, en la que aparecen vídeos en los que se defienden de las “acusaciones” y reproches de sus alumnos. A algunos, seguramente, les parecerá fatal que los alumnos “evalúen” de forma informal, graciosa y, probablemente, algo injusta a sus profesores en la red. Y a otros, con total seguridad, les parecerá una salida de tono el que los profesores salgan en su defensa empleando las mismas armas de la interactividad. A mí, que soy poco serio y poco amigo de ponerme trascendente, me parece fenomenal y, sobre todo, muy divertido. Es más que comprensible que el juego y dialéctica entre profesores y alumnos se extienda a las redes sociales. En suma, me parece totalmente lícito que la “lucha” (nunca realmente excluyente y combativa) que siempre ha existido entre profesores y alumnos se extienda a las redes sociales. De hecho, el artículo del New York Times que ha inspirado esta entrada habla, fundamentalmente, de la manera en la que los profesores han abierto a la esfera de Internet sus múltiples intereses y actividades: blogs, páginas web, fotografías…

Hay que subrayar todo esto como algo positivo: supone defender la reciprocidad y la igualdad fuera del mundo académico, lo que no quita para que, dentro de las escuelas e institutos y universidades, sigan funcionando unas normas elementales para que unos enseñen y otros aprendan… teniendo en cuenta que, en este mundo global, es cada vez más difícil encontrar a alguien que tenga como única función enseñar y otros tengan como única obligación aprender. Esto es lo que tiene el mundo académico de desafío: nuestra capacidad de enseñar y ser enseñados, nuestra capacidad de aprender y “ser aprendidos”.

Lo que ya no son tan divertidas son otras noticias relacionadas con el mundo de la enseñanza que se ven y que no se ven, que se saben pero se ignoran. Legislaciones deficientes y carentes de presupuestos; alumnos desmotivados, desubicados e incontrolados. Profesores desorientados, sepultados por trámites burocráticos (otros, también, alejados de la realidad docente, sin preparación, sin actualización, sin reciclaje…). Estamos a la que salta, intentando arreglar las cosas con parches mal concebidos. A la administración le interesa mucho el fracaso escolar y, claro está, hay un modo de paliarlo: aprobando más. Si no, que se lo digan en Nueva York. Como el profesorado está mal retribuido, se incentivará económicamente a aquellos que contribuyan a reducir el fracaso escolar; como el alumnado está diluido en otros intereses, también se le ofrecerá dinero por sacar buenas notas. Es éste un proyecto aplicado con cierto éxito en otros países (Brasil, México), pero siempre a familias y colectivos que se encuentran en peligro de exclusión social. ¿Mejorará el dinero (que no el presupuesto educativo) la situación global de nuestra educación? ¿Será la moneda, la propinilla, la brújula que oriente nuestro futuro? Como se entere alguno de nuestros políticos, a lo mejor todos los alumnos que saquen un “Conseguido muy bien” o “Progresa adecuadamente” se metan en el bolso cuatrocientos euros para comprar gominolas en la tienda de la esquina. Lo tendrán muy fácil, porque sus profes también se sacarán otros cuatrocientos por haber calificado a todos sus alumnos con un aprobadillo. Al final, el chollo lo van a tener los que son profesores y padres. ¡Viva la educación!

(Dedico esta entrada a los envidiosillos que se quejan de las vacaciones de los profesores. Pero he sido bueno y les he dado una idea para protestar: ¡a crear una web de protesta: menudasvacaciones.com, una red social y lo que haga falta! Pero no lo dudéis: los profesores contraatacaremos. Y, algún día, seremos ricos.)


(Imagen de restrinxido)

Read More